Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAVIER BERASATEGI | Presidente del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia

"Es inaudito que no se abra en festivos"

Javier Berasategi (Portugalete, 1973) lleva tres años de presidente del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia y se ha hecho notar. Le han acusado de atacar y defender al Gobierno y de apoyar a la gran superficie y al comercio minorista. Reivindica su perfil profesional independiente, con experiencia como abogado en despachos anglosajones especializados en competencia en Bruselas (Bélgica), y su tarea de profesor en el Instituto de Empresa y en la Universidad Complutense.

Javier Berasategi se declara un firme defensor del consumidor. Asegura que llegó al cargo tras mandar su currículum por correo electrónico desde Bruselas y que no tiene ninguna vinculación política. Reivindica la libertad de acción del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia.

Pregunta. ¿El PSE-EE quiere regular el Tribunal por ley? ¿Le daría más independencia?

Respuesta. Hay un acuerdo del Parlamento para que se regule por ley. El Tribunal siempre lo ha defendido por razones de eficacia. Una ley legitima para recurrir los actos administrativos de rango inferior a ley ante la jurisdicción ordinaria, al otorgarle personalidad jurídica propia.

R. ¿Han tenido problemas de independencia?

"Podemos pedir la desinversión de grandes superficies en posición dominante"

"Por proteger al pequeño comercio se perjudica la competencia"

R. La prueba del algodón de la independencia de un organismo son sus actuaciones, y las hemos hecho con entera libertad.

P. ¿Carecen de medios?

R. A todas las organizaciones le gustaría contar con más medios, pero estamos en un momento de austeridad. En nuestro caso, sí que es verdad que con medios limitados hemos hecho bastantes resoluciones, informes o estudios. Con más medios haríamos más. Las administraciones deberíamos quejarnos menos y hacer más.

P. En el último informe que han hecho público junto a la Comisión Nacional de Competencia destacan la situación de oligopolio de las grandes superficies. ¿No es un fenómeno incorregible, dado que las implantaciones ya se han hecho?

R. No creo que sea imposible de parar. Se puede evitar que se acentúe y se agrave. Las autoridades de competencia podemos hacer que se apliquen medidas, como la desinversión.

P. ¿Tienen capacidad real?

R. Es bueno no alarmar excesivamente a los agentes económicos por respeto a la seguridad jurídica que merecen. Para llegar a ese punto, una medida extrema, primero habría que abrir expediente sancionador y llegar a la conclusión de que hay un abuso de posición dominante. Después se pueden adoptar obligaciones de conducta; con las garantías oportunas, sería la última opción. Es excepcional porque somos partidarios de la libertad de empresa y que siempre se garantice la seguridad jurídica.

P. ¿Debe desinvertir Eroski en Euskadi? ¿Se le ha favorecido desde la Administración?

R. Sería injusto decir que se ha favorecido a Eroski. Las administraciones en toda España han intentado proteger al pequeño comercio. Lo que constatamos es que no se ha conseguido y se está restringiendo la implantación de otras grandes firmas. La mejor estrategia de las administraciones es dejar en manos de las autoridades de competencia la vigilancia del sector y la aplicación de sanciones. Pedimos que se liberalice el sector en todas sus facetas: en la entrada, en la ampliación, en la política de precios y en la libertad de horarios. Estas restricciones perjudican a Eroski y a otras.

P. ¿Se ha buscado proteger a los pequeños y se ha beneficiado a los grandes?

R. El que ya está establecido no tiene problemas. El que llega después es el que se enfrenta a todas las trabas burocráticas. Pasa en toda España. Con la buena intención de proteger al pequeño se perjudica la competencia y, por tanto, el bienestar de los consumidores. El papel de las autoridades de competencia es ser la voz de los consumidores.

P. ¿Hay acuerdos de precios?

R. El estudio no acusa a ninguna empresa de haber acordado precios, porque hubiéramos debido abrir un expediente sancionador. Analiza la estructura de mercado. El comportamiento racional genera los mismos efectos anticompetencia. Proponemos hacer el mercado más competitivo a medio y largo plazo. Lo que hay que hacer es atacar una estructura que facilita el oligopolio.

P. En definitiva, las grandes empresas se benefician del marco.

R. De la estructura del mercado; las empresas se limitan a actuar racionalmente.

P. ¿Por qué en Euskadi no se abre los festivos?

R. Es inaudito, difícil de creer o aceptar, cuando en toda España se abre porque hay demanda. Estamos estudiando una situación que genera una clara discriminación y perjuicio a los consumidores vascos, que si quieren comprar en festivos deben ir a comunidades limítrofes y lo hacen.

P. ¿Existe un pacto tácito entre administración, trabajadores y empresas?

R. No he visto pacto escrito, y si lo hubiera lo sancionaríamos. Llama la atención que las mismas firmas abran en el resto del Estado, a 20 kilómetros de Bilbao. Hay que reivindicar la voz de los consumidores. No es bueno que se limite la libertad de empresa.

P. ¿Estos problemas no se dan en otros sectores, en la industria?

R. El sector industrial compite mayoritariamente en un mercado global y debe ser competitivo sí o sí. El comercial compite en un mercado local sujeto a muchas restricciones, excesivamente regulado. Por eso el sector industrial es más competitivo y está mejor preparado para la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de abril de 2009