Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

200 personas del mundo del arte apoyan a la directora de la Sala Rekalde

Cerca de 200 creadores, profesores y gestores del ámbito artístico han firmado un comunicado en apoyo de la directora de la Sala Rekalde, Pilar Mur, después de que el pasado 15 de abril se conociese su posible cese al frente de este espacio de arte bilbaíno, propiedad de la Diputación Foral de Vizcaya. El texto carga contra la diputada de cultura, Josune Arsitondo, y exige "un gesto de desagravio" que deje "fuera de duda" la solvencia de su gestión.

Los firmantes critican "la fragilidad de las estructuras culturales públicas ante la oportunidad política", en alusión a la decisión de la Diputación, el año pasado, de retirar de la sala una obra en la que se podía ver parte de la Delegación del Gobierno en Vizcaya y una patrulla de la Guardia Civil dentro de una diana. También denuncian una "campaña mediática" de descrédito de la sala "y de la idea del arte como reflexión crítica", en referencia a las informaciones que dieron cuenta de aquella polémica.

Aristondo dijo entonces que imágenes como las de aquella obra no iban "a aparecer nunca" en una exposición "sufragada por la Diputación", por "el efecto que el terrorismo tiene en la sociedad". Con posterioridad, Mur desafió aquella decisión con un comunicado en apoyo del jurado que seleccionó aquella obra. Finalmente, la diputada ha aducido "pérdida de confianza" como razón para destituir a la directora y ha solicitado una comparecencia ante las Juntas Generales para adelantar el nuevo rumbo de Rekalde.

La nota también carga contra aquellos que critican el escaso volumen de visitas que recibe el espacio -unas 15.000, el año pasado - ya que, según dicen, Rekalde es un lugar de "producción cultural", a diferencia de otros equipamientos, como el Guggenheim, "dedicados al consumo cultural".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de abril de 2009