Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad aprueba la selección de embriones para evitar el cáncer

La técnica se aplicará en dos casos: mama y tiroides - Un 10% de los tumores tiene causa genética - Sólo Reino Unido permitía hasta ahora este método

La posibilidad de elegir un embrión antes de implantarlo ha dado un paso de gigante. La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida aprobó ayer que se emplee la técnica para que una pareja pueda tener una hija libre de las mutaciones genéticas que predisponen al cáncer de mama, los BRCA1 y BRCA2. Cada año se diagnostican en España unos 16.000 tumores de este tipo, afirma el presidente de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria, Carlos Vázquez. "Un 10% de las veces son genéticos; el resto son espontáneos", afirma el experto.

La decisión tomada ayer -en una sesión en la que también se aprobó el método para un caso de cáncer de tiroides familiar- convierte a España en el segundo país del mundo, tras Reino Unido, donde se puede evitar un tumor mediante selección genética. Y entraña una gran novedad. Ya no se trata de permitir la selección de embriones para evitar que tengan un gen que va a causar, con un 100% de seguridad, una enfermedad, como se ha hecho hasta ahora. Se trata de evitar una probabilidad, que, en estos casos, es muy alta (se calcula que aproximadamente el 80% de las mujeres que tengan simultáneamente las mutaciones BRCA1 y BRCA2 desarrollarán un tumor).

16.000 mujeres son diagnosticadas cada año de neoplasia en el pecho

Las decisiones se tomaron por unanimidad en la comisión

Enfermedades graves

La Ley de Reproducción Humana Asistida de 2006 establece que esta técnica se podrá usar para la "detección de enfermedades hereditarias graves, de aparición precoz y no susceptibles de tratamiento curativo posnatal con arreglo a los conocimientos científicos actuales". Y eso no es exactamente así en este caso. Siendo estrictos en la aplicación de la letra de la ley, no es una enfermedad puramente hereditaria, aunque sí tenga un importante factor genético. Tampoco tiene por qué ser exactamente de "aparición precoz", y, desde luego, en muchos casos tiene tratamiento (Vázquez calcula que la tasa de supervivencia a los cinco años es en este tipo de cánceres de más del 70%).

Eso no quiere decir que, si se trata de una mujer en cuya familia haya varios casos de cáncer de mama (a lo mejor lo ha superado ella misma), la selección de embriones no sea "razonable", indica Vázquez. "En este caso, que presentó Cataluña [las propuestas las hacen las autoridades autonómicas] se trata de una situación en la que había mucho sufrimiento detrás: una mujer con antecedentes en su familia de un tipo de tumor muy agresivo y que se presentaba a edades muy tempranas. Imagina la alegría para esa familia de pensar que su hija no va a tener que pasar por lo mismo", declaró el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos. El otro caso aprobado, el del cáncer de tiroides (una patología de la que se diagnostican menos de 2.000 al año) fue presentado por la Comunidad de Madrid. "Y las decisiones se tomaron por unanimidad".

Pero la medida no está exenta de polémica. Hasta ahora, la selección de embriones se ha aprobado para enfermedades monogenéticas (causadas por un sólo gen) e incurables. O para engendrar a un niño que sea compatible con un hermano enfermo de manera que su sangre o su médula se puedan usar para curarlo.

En España -y en el resto de los países que han regulado esta técnica, como Reino Unido o Bélgica- el diagnóstico preimplantacional está fuertemente regulado. La aprobación debe darla la Comisión estudiando caso a caso. Esto es así porque se trata de una técnica que tiene un fuerte rechazo por parte de los sectores más conservadores, que entienden que si se selecciona un embrión para implantarlo, es a costa de descartar otros. Y eso es visto como un aborto.

Además, la decisión de abrir la puerta a casos de alto riesgo para tener cáncer de mama u otros tipos (ayer también se estudiaron tres de cáncer de tiroides, aparte de varios en los que se pedía permiso para tener un niño cuya sangre sirva para curar a un hermano enfermo) puede colapsar a la comisión. No es lo mismo tener 13 o 14 peticiones que analizar al trimestre o cada seis meses, que 1.500 al año (la tasa de cánceres de mama debidas a causas genéticas, según los expertos). Martínez Olmos indicó que a partir de ahora la comisión se reunirá cada dos meses para "agilizar las decisiones", porque "son muy importantes para las personas".

40 síndromes candidatos

Los cánceres son procesos complejos en los que intervienen múltiples factores. Pero, aun así, los estudios van afinando la lista de los condicionantes genéticos. Tanto que los expertos hablan de un 10% de tumores hereditarios. Por eso la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) tiene un grupo de trabajo dedicado al Cáncer Hereditario y Consejo Genético que dirige Joan Brunet. Y este experto es muy cauteloso a la hora de analizar las implicaciones de la decisión de la Comisión de Reproducción Asistida.

"Hay unos 40 síndromes en los que [la selección preimplantacional] debería estar permitida, pero no de manera general", afirma Brunet. En cada tumor hay "distintos genes y distintas mutaciones", y no a todos les vale la misma solución. Por eso insiste en que hay que hacer un adecuado consejo genético, viendo antecedentes y variantes. "No se trata de que todo el que haya tenido un cáncer de mama o de colon acuda a estas técnicas, que además son caras y pueden tener problemas, como someter a una mujer con un cáncer de mama a un tratamiento hormonal", indica.

Como ejemplo, pone el caso de Reino Unido, pionero en regular esta técnica. "Se aprobó en 2006, pero hasta 2008 no se publicó el primer nacimiento" de un niño así obtenido.

Ley restrictiva

- La Ley de Reproducción Humana Asistida fue modificada la última vez en 2006, cuando gobernaba el PSOE. Pero la posibilidad de seleccionar embriones para que no tuvieran los genes que causaran enfermedades "graves, de aparición precoz y no susceptibles de tratamiento curativo posnatal" ya estaba en la anterior ley, aprobada en 2003, cuando gobernaba el PP.

- Para todos los casos, hace falta un permiso individualizado de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de abril de 2009

Más información