Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena a Getafe, Valladolid y Almería que dejen entrar las cámaras de AVS

Tres juzgados de Madrid han ordenado a otros tantos clubes de fútbol -Getafe, Valladolid y Almería- que permitan el acceso a sus campos de los equipos de televisión de Audiovisual Sport (AVS) para que esta compañía pueda producir la señal de los partidos que disputan este fin de semana (frente al Barcelona, el Villarreal y Osasuna, respectivamente). Los tribunales estiman así las medidas cautelares contra los citados equipos solicitadas por AVS (compañía participada por PRISA, grupo editor de EL PAÍS).

Con estas decisiones, son ya siete las veces en las que los juzgados han obligado a clubes del denominado G-30 (grupo compuesto por nueve equipos de Primera y 13 de Segunda) a abrir las puertas de sus campos a las unidades móviles de AVS. El G-30 está representado por Javier Tebas, vicepresidente de la Liga de Fútbol, quien "está intentando resolver los contratos con AVS de forma unilateral con el único fin de favorecer los intereses de Mediapro-La Sexta y perjudicar deliberadamente los de AVS reventando el modelo de explotación del fútbol", según la compañía audiovisual.

Tebas ha incitado a los equipos que integran el G-30 a incumplir los contratos con AVS. Fuentes de esta compañía recuerdan que Tebas prometió a los clubes "que Mediapro les pagaría el resto de sus contratos si impedían el acceso de AVS a sus estadios y facilitaban el de Mediapro-La Sexta".

Audiovisual Sport denuncia también la ruptura del modelo de explotación del fútbol por parte de Mediapro-La Sexta al ofrecer un carrusel de partidos en abierto. Tras dejar constancia de "la grave ilicitud" de estas emisiones, advierte del "inmediato ejercicio" de acciones judiciales si se repiten este fin de semana. AVS recuerda a los clubes del G-30 que si permiten la entrada de Mediapro-La Sexta para realizar emisiones que perjudiquen la explotación que AVS efectúa del pago por visión, "estarán colaborando en una presunta estafa y en una clarísima desobediencia a la autoridad judicial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009