Detenido un presunto implicado en el homicidio de Zierbena

La Fiscalía pide 20 años de cárcel para el asesino de Nagore Laffage

La Ertzaintza, en colaboración con la Policía Nacional, detuvo el pasado jueves en Valencia a un hombre de 51 años por su presunta participación en la muerte de un vecino de Zierbena (Vizcaya) de 45 años el pasado 31 de marzo. El suceso ocurrió en el barrio periférico de Cardeo, un área de una quincena de casas situada a poco más de un kilómetro del Ayuntamiento. El cadáver de la víctima fue hallado hacia las 14.30 en su domicilio con heridas de arma blanca en varias partes de su cuerpo y un fuerte golpe en la cabeza.

La policía vasca abrió entonces varias líneas de investigación, pero pronto se decantó por un posible ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas. Durante la inspección ocular de la casa del fallecido, los agentes encontraron balanzas de precisión, pequeñas cantidades de cocaína y hachís y una importante suma de dinero.

El ministerio público pide además una indemnización por daños morales

Las pesquisas policiales llevaron a identificar a un hombre que había abandonado su domicilio en Vizcaya después de ocurrir los hechos relatados. Comisionados por el Juzgado número 2 de Barakaldo, agentes de la Ertzaintza se trasladaron a Valencia y allí detuvieron el pasado 9 de abril al sospechoso del crimen, quien ingresó en prisión provisional en la comunidad valenciana.

Las investigaciones continúan bajo secreto sumarial, ya que la policía autonómica no descarta la participación de alguna persona más en el homicidio, según comunicó ayer a través de una nota de prensa.

Por otro lado, el fiscal superior de Navarra solicita 20 años de prisión por un delito de asesinato para José Diego Y. V., autor confeso de la muerte de la joven irundarra Nagore Laffage el pasado 7 de julio en Pamplona. Reclama además que el acusado pague una indemnización de 300.000 euros a los padres de la víctima por daños morales, según informó Efe.

En su escrito de acusación, el ministerio público relata que Y. V., de 27 años, y Laffage, de 20 años y enfermera en prácticas en una clínica pamplonesa en la que él trabajaba como psiquiatra, se encontraron en la calle sobre las 7.00 y decidieron subir al piso del imputado. La pareja comenzó "de mutuo acuerdo a besarse, abrazarse y tener contacto físico de forma apasionada". Pero cuando el chico desnudó "de forma violenta" a la joven, ésta le dijo que parara y él terminó con su vida estrangulándola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50