Los precios caen en 11 comunidades por la gasolina, alimentos y hoteles

Es la primera vez que retrocede el índice anual, que bajó el 0,1% hasta marzo

Los casi cuatro millones de parados consumen poco, y el problema se agranda porque los que tienen trabajo están dejando de gastar en previsión de lo que pueda llegar. El índice de precios al consumo (IPC) subió en marzo un 0,2%, pero la tasa interanual retrocedió un 0,1%. Esto supone que por primera vez en la historia han caído los precios en España.

La noticia del Ministerio de Economía confirma lo que adelantó el Instituto Nacional de Estadística el 30 de marzo pasado, aunque ahora se conoce con detalle. Once comunidades autónomas -Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia, Navarra, Extremadura y La Rioja- vieron cómo sus precios descendían.

Más información

No obstante, el Gobierno mantiene su discurso y descarta que la economía entre en deflación (caída persistente y generalizada de los precios). El secretario de Estado de Economía, David Vegara (que abandonará dentro de un mes su puesto), no contempla este escenario "a priori" en ninguna comunidad autónoma y que la dispersión entre ellas "no es muy elevada". Reforzó este argumento recordando que la tasa de inflación subyacente, aquella que no incluye los componentes más volátiles del IPC (los productos energéticos y los alimentos no elaborados), se situó en marzo en el 1,3%, tres décimas menos que en febrero. Según la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) "no cabe hablar de deflación mientras este índice esté en positivo".

Sin embargo, sí aventuró más tasas negativas de precios "por la caída del petróleo, que hace un año estaba a 100 dólares el barril, frente a los 50 dólares actuales". Para el final del año, Vegara anticipó una recuperación de los precios por el efecto de comparación con los carburantes. El 60% de la caída de la inflación en los últimos meses es responsabilidad del crudo; un 20%, de los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas, y otro tanto, por las tarifas de hoteles y restaurantes.

Funcas, que ha revisado sus previsiones, afirmó ayer que "el IPC seguirá con tasas negativas hasta octubre y que la media del año será del 0,2% negativo", aunque el ejercicio se cerrará con una tasa del 1,1%. Para el próximo año augura una subida del 2% en los precios. El BBVA también descarta la deflación y cree que la inflación subyacente terminará el ejercicio "por encima del 1%".

Precisamente, Vegara consideró una "buena noticia" la moderación de los precios en los servicios que han mantenido "de forma persistente" un importante diferencial con Europa que mermaba la competitividad de la economía española, aunque reconoció que el retraso de la Semana Santa ha podido influir.

Desde marzo de 2008, lo que más ha descendido han sido los carburantes ( - 8,2%); vestido y calzado ( - 1,8%); ocio y cultura ( - 0,8%) y comunicaciones ( - 0,5%). En el lado contrario, lo que más sube son las bebidas alcohólicas (4,1%); el alquiler de la vivienda (4%) y la enseñanza (4%). El precio de los pisos no entra en el cálculo del IPC.

Por otro lado, CiU advirtió del riesgo inminente de "caer en el abismo de la deflación" si la economía sigue en esta dirección, según el portavoz de Economía, Josep Sánchez Llibre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50