Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona gasta 1,4 millones en lanzar una exposición con 2.700 visitantes

CiU y el PP consideran desmesurado el coste de la publicidad municipal

El Ayuntamiento de Barcelona se ha gastado 1,4 millones de euros en la campaña Fent Barcelona, destinada a explicar el Plan de Actuación Municipal (PAM) para este mandato y la participación ciudadana en la confección del mismo. Carles Martí, teniente de alcalde del Consistorio, desgranó ayer la cantidad desembolsada, que se divide básicamente en dos conceptos: un millón de euros en anuncios publicitarios en televisión, prensa y radio, y 200.000 euros en la producción de la campaña en sí, realizada por la firma Shackleton. La suma restante se reparte grosso modo así: 80.000 euros ha costado la exposición, que se puede ver en la calle de la Ciutat y que ha sido visitada hasta principios de abril por 2.700 personas, además de lo gastado en Internet y en vallas publicitarias.

Carles Martí afirma que el coste de la promoción está dentro de lo normal

Los convergentes consideran un despilfarro el gasto en publicidad

El Consistorio gastó un millón de euros en anuncios en los medios

La exposición de la calle Ciutat ha sido vista hasta ahora por 2.700 personas

La oposición, formada por CiU y el PP, se mostró ayer escandalizada tanto por el coste de la campaña, que considera desmesurado, especialmente en tiempos de crisis, como por el contenido de la exposición, que se puede ver en la Sala Ciutat. De hecho, la oposición ha encontrado un filón en esta campaña después de que el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) tirara de las orejas al Consistorio por considerar que su mensaje propagandístico superaba lo razonable. El Partido Popular (PP) ya logró en el último pleno que se aprobara por unanimidad una proposición para que, a partir de ahora, todas las promociones institucionales pasen primero por el filtro del CAC.

Tras el debate celebrado en el pleno, la discusión continuó ayer en la comisión de la Presidencia del Ayuntamiento al formular tanto el PP como CiU preguntas sobre Fent Barcelona, especialmente sobre su precio. La popular Ángeles Esteller pidió de entrada que se suspenda inmediatamente. Martí, subrayando la transparencia del equipo de gobierno, facilitó el coste total, que consideró un porcentaje ínfimo respecto al presupuesto municipal. Y le dio esta noticia a Esteller: "Lo siento, pero la campaña empezaba el 17 de marzo y acaba el 14 de abril. O sea, ayer ". El convergente Jaume Ciurana lo atribuyó a otra causa: ayer se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la celebración de las elecciones europeas y las instituciones ya no pueden insertar anuncios. Y además dejó claro que las banderolas con la publicidad institucional aún se ven en las calles. No quedó claro si serán retiradas. Y en principio, la exposición continúa abierta.

"Lo único que hacen es vender acción de gobierno", reprochó Esteller. "Ustedes dicen que van a hacer 52 guarderías. ¿Se imagina qué debe de pensar toda la gente que se ha quedado sin plaza? ¡Háganlas y no se gasten ese dineral!", añadió. Ciurana fue más allá: "¿No les da vergüenza, con los tiempos que corren, gastarse ese dinero? Si el objetivo era que se fuese a la exposición, ha sido un solemne fracaso. Si ella misma justifica la campaña, habría resultado más barato dar dinero a cada uno de los visitantes".

El bipartito achacó las críticas a la política de erosión sistemática de la oposición y consideró las críticas absolutamente desproporcionadas, recordando que todas las instituciones disponen en cada mandato de recursos para gastar en propaganda. En esta legislatura, la suma, según explicó Alberto Fernández, es de 20 millones de euros. "Este debate de que ustedes son inmaculados ya cansa", dijo hastiado Martí, en alusión a que ese reproche le lleva a recordar lo que hacía CiU cuando estaba en el Gobierno. "Con esta exposición hemos querido devolver a la ciudadanía toda su aportación en la elaboración del PAM", explicó Martí, aludiendo a que el Consistorio recibió en ese periodo más de 85.000 sugerencias de los ciudadanos. Martí aseguró que el dinero invertido en la campaña es de lo más normal y que las instituciones disponen de recursos económicos para eso. El año pasado, el Consistorio realizó la campaña Visc a Barcelona para elevar la moral de los barceloneses, golpeada por la crisis, el apagón y la sequía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 2009