Salgado recibe a Corbacho para hablar del desempleo

La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, recibe hoy al ministro que más tiene que decir sobre la crudeza de la crisis. Salgado se reunirá con el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, para abordar la difícil situación del desempleo, que afecta ya a 3,2 millones de personas. La vicepresidenta ha enunciado la lucha contra el paro como prioridad de su departamento.

Los ministros deberán explorar vías para reconducir el diálogo social, empantanado por las fuertes divergencias entre empresarios y sindicatos. La CEOE aboga por una reforma laboral que abarate los costes empresariales, principalmente el del despido. Los sindicatos se oponen con el argumento de que el mercado laboral ya es suficientemente flexible y que para salir de la recesión se requieren soluciones más imaginativas, ligadas al cambio de modelo productivo.

La vicepresidenta abrió el jueves pasado la ronda de ministros con el de Fomento, José Blanco. Ambos acordaron acelerar la licitación de obra pública para reanimar la actividad y el empleo. En una maratoniana jornada de Sábado Santo, Salgado citó a la ministra de Defensa, Carme Chacón, al vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, y al titular de Industria, Miguel Sebastián, con quien abordó la política de eficiencia energética, el impulso del crédito a las pymes y la promoción del turismo.

Los ERE se disparan

El vertiginoso aumento del desempleo exige medidas inmediatas. Los trabajadores afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE) se han multiplicado en el arranque del año por más de 15, según datos del Ministerio de Trabajo recogidos por Europa Press. En enero y febrero, los expedientes autorizados por las autoridades laborales aumentaron casi seis veces. Las cifras muestran una aceleración del recurso a la suspensión temporal de empleo, en el actual contexto de crisis económica.

A diferencia de otros meses, en los que el sector de la construcción se adjudicó los registros más desfavorables, los trabajadores de la industria, incluida la actividad de automoción, fueron los que se llevaron la peor parte en lo que va de año. En este colectivo ha llegado a multiplicarse por más de 25 el volumen de empleados afectados por un ERE en los dos primeros meses del ejercicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de abril de 2009.

Lo más visto en...

Top 50