Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores y parados sin título de graduado buscan futuro en la FP

El 20% de alumnos de grado medio y el 29% del superior son mayores de 20 años

España tiene uno de los peores indicadores de abandono prematuro del sistema educativo. En 2007, el 31% de los jóvenes entre 18 y 24 años no consiguió obtener el graduado de la ESO ni continuó estudiando, cuando en el conjunto de la Unión Europea ese porcentaje sólo llegaba al 14,8%. En la Comunidad Valenciana, la cifra de fracaso se disparó hasta el 38,9%. Sin embargo, en los últimos tiempos, aquellos que salieron del sistema educativo están empezando a regresar tras fracasar en el mercado laboral. La Comunidad Valenciana lidera con 10 puntos por encima de la media nacional la vuelta de adultos mayores de 20 años al sistema reglado, mediante el acceso a un ciclo formativo de grado medio o superior, según el informe La formación profesional en España que acaba de publicar la Fundació La Caixa.

"La edad del alumno de FP está muy por encima de la prevista"

"En España sólo el 23% de trabajadores tiene cualificación; en Europa, el 49%"

"Esta dinámica ha impedido el acceso a la formación profesional inicial de un importante contingente de posibles estudiantes, a la vez que indica que -durante años- miles de jóvenes abandonaron el sistema educativo sin ninguna cualificación ni preparación laboral", analiza el sociólogo Oriol Homs.

No obstante, de los datos recogidos por el Ministerio de Educación entre 2000 y 2007 se observa que muchos de estos jóvenes han vuelto a estudiar después de pasar un tiempo en el mercado laboral. "Buena prueba de ello es que las edades de los alumnos de la formación inicial están muy por encima de las previstas en cada ciclo", sostiene el autor del informe.

"La Comunidad Valenciana", añade Homs, "es una de las comunidades donde este proceso está más presente, con cerca de un 20% de los alumnos que se matriculan en grado medio y un 29,6% en los grados superiores que acceden a la FP años después, a través de las pruebas de acceso para ciclos formativos". Es decir, que la FP se hace adulta.

El informe destaca "el importante incremento de alumnos que ha tenido la Formación Profesional en la Comunidad Valenciana desde el año 2001". Si en el curso 2000-2001 había había 33.932 alumnos matriculados en la FP, en 2008 el número creció hasta los 50.705. Homs sostiene que el incremento se debe a que "España presenta una sobreabundancia de mano de obra poco cualificada y una escasez de cualificaciones intermedias, con lo que la FP suele dar buenos resultados laborales". Por término medio, el 64% de los alumnos de FP encuentra trabajo en el plazo de seis meses tras la finalización de sus estudios.

Pese al éxito de esta formación en el mercado laboral, España aún está muy por detrás del nivel medio de cualificación profesional europeo. Mientras que en Europa el 49% de la población ocupada tiene una "cualificación profesional intermedia"; en España este porcentaje baja hasta el 23,1% del total de la mano de obra empleada.

El autor del estudio apunta, por tanto, que en un mercado como el español -caracterizado por "unas altas tasas históricas de desempleo" y "cambios bruscos de ciclo económico"- la cualificación de los trabajadores es la clave para recuperar los niveles de ocupación y atender a todos los segmentos económicos que demandas trabajadores.

En esa dirección, la tabla de la evolución del número de estudiantes de FP inicial por comunidades autónomas revela que la tasa bruta de escolarización de alumnos inmigrantes o extranjeros sigue siendo baja, con una media nacional del 7%.

En la Comunidad Valenciana está sólo un punto por arriba, con el 8% de inmigrantes matriculados en la FP, mientras que tiene una tasa de inmigrantes escolarizados en todos los tramos entre los 3 y los 18 años que supera el 14% de la población en edad de estudiar. Sólo Asturias (con un 13%) y Aragón, País Vasco y La Rioja (con el 10%) avanzan en la integración profesional y laboral cualificada de la población extranjera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de abril de 2009