Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Royal Bank of Scotland anuncia 9.000 despidos más

La sangría no se detiene en el antaño todopoderoso sector financiero anglosajón. El Royal Bank of Scotland (RBS), controlado en un 70% por el Estado británico, anunció ayer que despedirá a 9.000 personas en los próximos dos años dentro de un plan de recorte de costes que asciende a unos 2.800 millones de euros.

La mitad de los despidos -unos 4.500- se producirá en el Reino Unido, que se unen a los 2.700 anunciados anteriormente. En 2008, el grupo ya informó de 10.000 despidos en el área de banca de inversión, la más golpeada por las turbulencias financieras.

La dirección del banco ha empezado a negociar con los sindicatos, aunque espera que la cifra final sea más reducida si el negocio bancario se recupera. La entidad aseguró ayer que la mayor parte del recorte -que afectará a un 5% de la plantilla en todo el mundo- se producirá a través de bajas voluntarias. No habrá despidos "salvo como último recurso", según un comunicado.

La desconfianza se cierne sobre el futuro de RBS. La entidad informó ayer de que los inversores privados han asumido tan sólo el 0,7% de las nuevas acciones a la venta, tras la conversión en acciones normales de títulos preferentes en poder del Estado. El Gobierno británico pasa a controlar así el 70% del grupo escocés. La cotización de RBS cayó ayer más del 10%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009