Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre cede centros de inmigrantes a los Legionarios de Cristo

En uno de los locales se adoctrina a las embarazadas en contra del aborto

La congregación Legionarios de Cristo, investigada por el Vaticano, controla a través de la Fundación Altius-Francisco de Vitoria 4 de los 17 centros de participación e integración para inmigrantes (CEPI) creados y financiados por la Comunidad de Madrid. Se trata de instituciones públicas de gestión privada.

La congregación ultracatólica percibe 1,6 millones al año de las arcas regionales por encargarse de cuatro CEPI (los destinados a inmigrantes peruanos, colombianos, centroamericanos y un cuarto dedicado a latinoamericanos en general). Y, al menos en uno de ellos, los legionarios aprovechan para hacer apostolado y campaña contra el aborto entre los inmigrantes. Es el centro Hispano-Peruano, situado en Majadahonda.

Allí incluyen, entre otras actividades, el Programa NES (No Estás Sola). Se trata de una "asesoría para mujeres embarazadas y madres" que considera que el aborto "no es una opción posible por todas las heridas que deja, entre ellas el síndrome posaborto", según la rotunda afirmación de una de las terapeutas dedicadas a esta atención a mujeres de la que fue testigo este periódico. Sin embargo, la portavoz de la Fundación Altius-Francisco de Vitoria afirma tajantemente que en ese centro sólo se ofrece "asesoría jurídica y formación profesional".

El lugar, recomendado en la Red de Madres (epicentro de las organizaciones antiabortistas en la región), también sirve de punto de reunión a las familias numerosas del municipio, independientemente de su nacionalidad, e incluye entre sus programas habituales "transmitir valores morales" a los niños.

El CEPI Hispano-Peruano, abierto hace dos años, ocupa una planta baja de un recodo circular de Majadahonda, una población donde en 2007 -cuando se inauguró- vivían 817 de los 52.000 peruanos de Madrid. "Es raro, sí, que esté allí", reflexiona Yuri Campos, de la Asociación de Refugiados e Inmigrantes Peruanos de España. Campos da con una razón para la elección: "La fundación tiene sus instalaciones centrales allí, igual es por eso...".

Las cuatro adjudicaciones de la Fundación Altius-Francisco de Vitoria son renovables cada dos años. Al margen de que algunas actividades específicas, como este asesoramiento a embarazadas, tengan subvenciones específicas ajenas al contrato. Además, cada primer viernes de mes los responsables de los cuatro centros de los legionarios organizan las "jornadas Altius". Sus trabajadores, unos 40, están invitados a ir. La última fue una conferencia contra el aborto, según una ex trabajadora.

Los CEPI tienen entre sus propósitos "la convivencia y el intercambio cudad, impulsora y financiadora de la iniciativa. También ofrecen "formación profesional y jurídica". Según sus cifras, entre los cuatro gestionados por la Fundación Altius-Francisco de Vitoria se atendieron a 27.000 personas en 2007.

Los Legionarios de Cristo están bajo sospecha papal desde el pasado 31 de marzo. Benedicto XVI ha ordenado "una visita apostólica" -investigación en argot eclesiástico- a este grupo. Su fundador, el mexicano Marcial Maciel, ya muerto, fue sancionado en su día por abusos sexuales repetidos sobre seminaristas. Sin embargo, el juez vicario del Vaticano, Filippo di Giacomo, estima que estas nuevas pesquisas son "algo más" que lo destapado en su día sobre Maciel. Su líder actual es Álvaro Corcuera. En España han ganado influencia en los últimos años y son dueños de la Universidad Privada Francisco de Vitoria.

"Es cierto que hacen una labor de asesoramiento a madres, pero es para darles apoyo una vez han decidido tener a sus hijos", precisa el consejero de Inmigración, Javier Fernández-Lasquetti. Lo cierto eández-Lasquetti. Lo cierto es que en el centro Hispano-Peruano hay folletos que explican los prodigiosos progresos de los fetos semana a semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 2009