Discotecas y bares se rebelan contra el "acoso" de la Administración

Los empresarios de la noche madrileña andan mosqueados con la Administración. Y se están empezando a organizar para protestar por lo que consideran que está siendo "una campaña de acoso" de la Comunidad y del Ayuntamiento. Ayer se reunieron unos 80 representantes de salas como Kapital, Florida Park o Space para consensuar medidas de protesta. No hay nada decidido, pero según apuntó ayer Juan Antonio Fernández, gerente de la Asociación de Salas de Fiestas y Discotecas (Asfydis), el sábado 24 de abril puede haber alguna concentración o incluso una huelga de locales.

A raíz de la muerte del joven Álvaro Ussía en noviembre de 2008 a manos, supuestamente, de los porteros del Balcón de Rosales, el Ayuntamiento comenzó una campaña de inspecciones a locales que terminó en el cierre de salas emblemáticas como La Riviera, MOMA o But. Ninguna tenía licencia de funcionamiento. Ese fue uno de los temas tratados en la reunión.

El otro es la obligación a la que se ha sometido a los porteros de discotecas de aprobar un examen para trabajar. De los 2.529 que se presentaron a la prueba, sólo 1.606 aprobaron y ejercerán legalmente su oficio a partir del 4 de abril. "Tendremos que echar a unas 800 personas que no han aprobado. Son gente normal que lleva mucho trabajando", denuncia Fernández. La Comunidad asegura que convocará otro examen cuando llegue la solicitud de los empresarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50