El móvil e Internet son mucho más caros en España, según la UE

Las compañías y la CMT acusan de "incongruencia" a la comisaria europea

Varapalo por todo lo alto de Bruselas a las compañías de telecomunicaciones y a las autoridades competentes (Ministerio de Industria y Comisión del Mercado de Telecomunicaciones). Las tarifas del móvil y de acceso a Internet en España son mucho más caras que la media europea, según el informe de la Comisión Europea sobre las telecomunicaciones en 2008.

El informe es especialmente demoledor en lo que respecta al móvil, ya que denuncia que el precio medio mensual en España es el más alto de la UE, y alcanza los 35,89 euros mensuales, un 84% más que la media europea (19,49 euros), según una cesta tipo de llamadas y mensajes para un usuario de consumo medio.

En conexión a Internet de banda ancha, el precio mensual medio en España fue de 45,83 euros, un 24% más caro que la media europea. Sólo Rumania, República Checa y Austria tenían ofertas más caras que las españolas, según los datos de Bruselas.

El informe destaca que la penetración de la banda ancha también es menor

Más información

El informe del Ejecutivo comunitario también revela que crece la brecha digital española respecto al resto de la UE, puesto que la penetración de la banda ancha en España avanza a un ritmo más lento que la media de la UE. El año pasado aumentó menos de dos puntos porcentuales hasta situarse en el 20,2% de la población en enero de 2009, con lo que se queda aún más rezagada del promedio de los Veintisiete (22,9%).

España también se queda atrás en telefonía móvil (114,2% de penetración frente a 118,9%). No obstante, en banda ancha móvil, ocupa el primer lugar y tiene una penetración del 25,9%, muy superior a la media (13%). También destaca positivamente en portabilidad, es decir, el número de usuarios que cambian de compañía manteniendo el número, con 4 millones portados en telefonía fija y 18,3 millones en móviles.

Los datos eran malos pero la comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, los ha hecho peores, al cargar contra España y señalar que la culpa de los altos precios y la menor penetración del móvil es debido "a fallos graves en la competencia" del mercado español. Ante tal declaración de guerra, las operadoras y el regulador no han tardado en sacar la artillería. La CMT señala que la comisaria ha escondido deliberadamente el dato del propio informe de la UE que revela que el precio medio por minuto del móvil en España es de 17 céntimos, más barato que el de otros ocho países, aunque más caro aún que la media de la UE. Asimismo, la CMT acusa a Reding de mantener una "incongruencia en toda regla" con el propio informe presentado ayer, puesto que éste reconoce expresamente en el capítulo dedicado a España que "la competencia en el mercado móvil es fuerte".

Las operadoras españolas acusan directamente a Reding de "antiespañolismo" y no descartan pedir amparo al presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, para que tome cartas en el asunto, informaron en fuentes de las compañías. Además, aseguran que el estudio tiene graves irregularidades de metodología, pues compara cosas distintas y utiliza cestas de consumo que no concuerdan con el uso que se hace del móvil en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50