Kringe se escuda en Ripoll para explicar su cargo en el Patronato de Turismo

"Fue el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, el que me ofreció el cargo y el que me dijo que todo era correcto". La alcaldesa de Dénia, la popular Ana Kringe, se quitó ayer de encima cualquier responsabilidad en sus edclaraciones ante el juez y se escudó en la persona de Ripoll para explicar su designación para el cargo de directora del Patronato de Turismo, que desempeñó desde julio de 2007 hasta el momento en que accedió a la alcaldía en julio del pasado año.

Kringe está imputada por un presunto delito de prevaricación al haber ocupado ese puesto sin contar con la titulación requerida. Para el mismo, según consta en la denuncia interpuesta en su día por el PSPV, eran necesarios estudios superiores, pero la alcaldesa, que cobraba en el Patronato 5.000 euros al mes, sólo es auxiliar de clínica.

Ayer también declaró el ex concejal socialista de Dénia Juli Martínez, quien se ratificó en la denuncia, aseguró que Kringe cometió "una inmoralidad y una ilegalidad" y pidió que "se depuren responsabilidades, ya que del mismo modo que un bedel no puede dirigir una universidad, la edil del PP no podía dirigir el patronato y su designación para ese cargo supuso un perjuicio para los ciudadanos".

Por su parte, Kringe dijo sentirse "muy tranquila" y aludió hasta en tres ocasiones a Ripoll, quien le dijo que "un informe garantizaba la legalidad" de su designación, "ya que se trataba de un cargo eventual". Además, añadió: "Ninguno de los partidos integrados en el patronato denunció nunca ninguna irregularidad, incluso un diputado del PSPV me felicitó por mi nombramiento", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50