Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un juguete llamado educación

Es una estupenda noticia que el Tribunal Supremo haya fallado en contra del real decreto 1467/07 que pretendía convertir al Bachillerato en una enseñanza devaluada, no reglada y adaptable al esfuerzo del alumno. Ya no habrá curso puente, al menos de momento, y para promocionar sólo se podrán suspender dos asignaturas como máximo.

El fallo del Supremo es la consecuencia de legislar a toda prisa, por el método de "corta y pega", sin tener en cuenta incoherencias y contradicciones, porque detrás del parto prematuro de la LOE nunca estuvo la urgencia en reformar un sistema educativo que se caía a pedazos, y se sigue cayendo, sino en ganar la carrera del calendario a la LOCE del PP. Es más, puestos a emitir fallos, debería estar garantizado por ley que los alumnos no se vieran afectados por los caprichos de los gobernantes, que no muestran ningún reparo en cambiar las reglas de juego en mitad de la carrera.

Sirva como ejemplo que este año acaba el Bachillerato LOGSE y que habrá alumnos que no superen el curso. Al repetir, lo harán por el sistema LOE y se encontrarán con dos asignaturas pendientes del primer curso que nunca han cursado, como Ciencias para el Mundo Contemporáneo o Filosofía y Ciudadanía, que no existían en la LOGSE y que tendrán que tener aprobadas para titular.

Para ello sólo caben dos posibilidades: estudiar más o que a la ministra Cabrera no se le olvide redactar una transitoria para evitar el desaguisado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de marzo de 2009