Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:PISTAS

Aire fresco entre mesones turísticos

Kitchen Stories, una apuesta por la cocina cosmopolita y desenfadada en pleno barrio madrileño de los Austrias

Ni la apuesta puede ser más atrevida ni el local más inesperado. Aunque en el aspecto gastronómico la reinauguración del Mercado de San Miguel va a dinamizar la plaza Mayor y su entorno, Juan Fraile, promotor de este local multifuncional, es consciente de que ha asumido riesgos. Al pie del Arco de Cuchilleros, rodeado de bares y mesones turísticos, Kitchen Stories supone una bocanada de aire fresco que rompe frontalmente con el ambiente culinario de la zona. Ocupa un viejo edificio de interiorismo moderno, donde se aloja un restaurante con comedores a distintas alturas y cocinas abiertas durante muchas horas, además de un bar-cafetería para desayunos y meriendas, un rincón de cócteles y una tienda gourmet con productos escogidos, todos ellos -cuestión insólita- de marca blanca propia. Entre los productos para llevar, mermeladas, tés, cafés, pastas, arroces, dulces y una larga relación de delicadezas.

KITCHEN STORIES

Cuchilleros, 3, y Toledo, 4. Madrid. Teléfono: 913 66 97 71. 'Web': www.kitchenstories.es. No cierra. Abierto de 9.00 a 1.00. Precios: unos 30 euros por persona.

Localiza los mejores hoteles en Madrid

Y para comer, una carta muy sencilla que, tal y como el propio Juan Fraile corrobora, está compuesta por platos ganadores. Recetas entre cosmopolitas y desenfadadas, que casi prescinden de los pescados e inciden en entrantes, ensaladas y sugerencias susceptibles de compartirse. La mayoría bastante ligeras y a precios razonables. En la lista figuran las típicas crudités de verduras a las finas hierbas; un acertado hummus con pan de pita crujiente; guacamole con chips de tortillas de maíz sabroso, y una graciosa interpretación de los fish & chips con dos salsas, tártara y romesco. No desentona la ensalada César aunque sea mejorable, y tampoco entusiasma el pollo teriyaki a pesar de que es magnífico el arroz con sésamo y cacahuete que lo acompaña. A mayor nivel se encuentra la hamburguesa, más que aceptable. Y para concluir, su particular versión del tiramisú y un crumble de manzana que no vale nada. Tampoco desmerece la bodega, ordenada por precios, y que contiene algunas marcas interesantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de marzo de 2009