Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La conserva crece pese a la crisis del mejillón

Las 67 empresas conserveras con sede en Galicia facturaron el año pasado 1.091 millones de euros, un 4,8% más, y generaron ocho de cada diez euros del negocio de este sector en España. Los datos, dados a conocer ayer por la patronal (Anfaco), demuestran que el pulso que echaron productores y envasadores durante la crisis del mejillón, que el verano pasado llegó a paralizar la venta de este molusco, no tuvo un impacto negativo en el balance del año. De hecho, el precio medio de estas conservas creció un 4% y sus ventas alcanzaron los 96 millones de euros, ligeramente por encima de las registradas un año antes.

Más de la mitad de las latas producidas en Galicia son de atún, el principal producto elaborado por la industria conservera de productos del mar. Le siguen a mucha distancia mejillones, sardinas y berberechos. Las ventas fuera de España se mantuvieron pese a la situación económica. El atún que se envasa en Galicia se exportó a Italia, Francia y Portugal, mientras que los alemanes y franceses fueron los mayores consumidores de mejillones.

En España, la industria de conservas y semiconservas de pescados y mariscos alcanzó las 347.390 toneladas, lo que supuso un aumento del 3,3% respecto al año anterior. Dentro de las exportaciones de productos del mar, el pescado congelado es el alimento que copa casi la mitad del mercado, seguido en importancia por los mariscos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de marzo de 2009