Decir que Zapatero es cómplice de ETA no es delito, según la Audiencia

La sala absuelve a Alcaraz y justifica sus críticas al presidente

Decir que el presidente del Gobierno es "cómplice de ETA", que "prepara los comunicados" de la banda, "que permite y fomenta" su chantaje o que "asume su discurso" no sólo no es delito, según la Audiencia Nacional, sino que supone una crítica justificada contra José Luis Rodríguez Zapatero debido "a la injusticia que suponían para la memoria de los afectados" -es decir, las víctimas del terrorismo- sus decisiones políticas durante la fracasada tregua de ETA. Así lo estiman los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Juan Francisco Martel en un auto por el que absuelven al ex presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) Francisco José Alcaraz de injurias contra altos organismos de la nación y contra el presidente del Gobierno.

El auto valora "la injusticia" de las decisiones del jefe del Ejecutivo

El auto resuelve un recurso de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa contra la decisión del juez Ismael Moreno de archivar la querella al considerar que no había injurias contra altos organismos de la nación. Moreno se inhibió en favor de los juzgados de Madrid por si esas expresiones pudieran considerarse delitos contra el presidente del Gobierno, un delito cuya instrucción no corresponde a la Audiencia Nacional.

La resolución de la Sala de lo Penal rechaza ambas posibilidades. No existe injuria contra altos organismos de la nación, según los magistrados, porque ninguna de las expresiones de Alcaraz "alude al Gobierno". "No se está poniendo en entredicho al Gobierno como institución estatal desprestigiando su labor a nivel nacional o internacional", explica el auto, que considera que esas frases "tienen la intención de incidir en su presidente como jefe del mismo".

De la argumentación sobre la inexistencia del segundo delito, el de injurias contra el presidente del Gobierno, se desprende, sin embargo, una justificación de la conducta del ex presidente de la AVT. En primer lugar, el tribunal valora "lo delicado, sensible e improcedente que resultó para la memoria de las personas realmente afectadas y representadas por el querellado [es decir, Alcaraz] la decisión política adoptada por el presidente del Gobierno" de iniciar el proceso de paz con ETA.

Esas quejas de las víctimas a las que Alcaraz representaba "justifica la crítica realizada", ya que las declaraciones del ex presidente del colectivo "no iban dirigidas a atacar el honor de quien tomó la decisión de la denominada tregua", a juicio de los magistrados, sino "a manifestar su desazón, su malestar, su indignación y la injusticia que suponían para la memoria de los afectados las decisiones políticas adoptadas por el presidente del Gobierno", afirma el auto, con una redacción que parece asumir las tesis políticas defendidas por Alcaraz contra el Ejecutivo.

El ex presidente de la AVT fue mucho más allá que los magistrados al valorar su absolución. Afirmó que la resolución, no sólo le absuelve de las injurias que se le imputaban, sino que "demuestra" que sus denuncias sobre "las mentiras del Gobierno" durante la tregua, "eran ciertas", informa Europa Press.

El portavoz de Interior del PP en el Senado, Luis Peral, tampoco desaprovechó la ocasión para cargar contra el presidente del Gobierno y el PSOE, de los que dijo que "sería deseable" que pidiesen disculpas a Alcaraz y a las víctimas del terrorismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50