Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía investiga adjudicaciones de Leganés por valor de 400.000 euros

Un contrato se firmó sin que la compañía estuviera inscrita en el Registro

La Fiscalía de Madrid investiga cinco adjudicaciones realizadas por el Ayuntamiento de Leganés entre 2007 y 2008 a diversas empresas de servicios por un valor de unos 400.000 euros. En todos los casos las denuncias partieron de los grupos de la oposición -PP y Unión por Leganés-, que sospechan que las sociedades adjudicatarias fueron creadas a propósito para recibir contratos municipales.

Una de esas adjudicaciones es la de impresión, distribución y gestión de la publicidad de la revista municipal. El 28 de abril de 2008, el Ayuntamiento de la localidad decidió encargar la prestación de esos servicios a la empresa Alazar Public, SL, por un importe cercano a los 300.000 euros. El contrato se firmó el 1 de mayo del pasado año.

Gómez Montoya ha reconocido ser amigo de alguno de los empresarios

La adjudicación sorprendió al edil de Unión por Leganés Carlos Delgado. En primer lugar, porque se trataba de una empresa inscrita en el Registro Mercantil apenas una semana antes de ser contratada por el Ayuntamiento, concretamente el 23 de abril. Además, según los datos aportados por el gobierno local, cuando el Consistorio recibió la oferta de esta sociedad ni siquiera aparecía en el registro. No obstante, el inicio de su actividad se produjo en marzo, según la información mercantil de la empresa.

También causó sorpresa que su objeto social nada tuviese que ver con aquello para lo que había sido contratada. En concreto, Alazar Public fue creada para "la elaboración de estudios de mercado, de opinión, de hábitos de compra y cualquier aspecto de la información e investigación comercial". Sólo seis meses después de la adjudicación de la edición y gestión de la revista la empresa se vio obligada a ampliar su objeto a "la impresión y distribución de revistas" y "la publicidad en cualquier soporte".

Unión por Leganés decidió entonces llevar el contrato a la Fiscalía Anticorrupción, que a su vez lo ha remitido a la Fiscalía Provincial de Madrid. La formación independiente quiere saber si, como sospecha, la empresa adjudicataria es "una pantalla" que oculta a otros empresarios vinculados con los responsables municipales. Esta misma sociedad ya ha resultado adjudicataria de la distribución y la gestión publicitaria de otra publicación municipal.

Pero sobre la mesa de la fiscalía hay más adjudicaciones. La primera de ellas, la de la empresa Toone Producciones, SL. El Ayuntamiento la contrató el pasado 2 de octubre por 11.600 euros para que organizase el concierto del grupo Pata Negra en las fiestas de San Nicasio. En este caso, la adjudicación se produjo semanas antes de que la empresa fuese inscrita en el Registro Mercantil -el 26 de octubre de 2007- e incluso antes de que iniciase su actividad -el 9 de octubre-. El contrato fue denunciado ante la fiscalía por el PP por un presunto delito de prevaricación. Aun así, el Ayuntamiento volvió a contratar en dos ocasiones más a esta empresa, propiedad de Onésimo Valenciano, persona cercana al alcalde del municipio, Rafael Gómez Montoya. Ambas contrataciones, por importes de 42.688 y 27.840 euros, tenían como objetivo la organización de sendos conciertos con motivo de la inauguración de las salas municipales de ensayo de la ciudad.

Otra empresa de Onésimo Valenciano, llamada No Sólo de Pan Vive el Hombre, resultó adjudicataria de un contrato municipal a dedo apenas días después de iniciar su actividad y cuando aún no había sido inscrita en el Registro Mercantil. En este caso se trataba de un servicio de comidas por 12.000 euros para el I Foro de Transferencia Tecnológica que se celebró en Leganés en octubre de 2008.

El alcalde, el socialista Rafael Gómez Montoya, defendió ayer la legalidad de todas las contrataciones, si bien reconoció que mantiene relación personal con algunos de los adjudicatarios de encargos municipales. "Lo he dicho muchas veces, ¿cómo voy a negar algo que es cierto?", señaló, para preguntarse después "si los amigos o enemigos tienen menos derecho a trabajar si ganan concursos".

Respecto a la crisis abierta en el seno del PSOE local por la destitución de cuatro cargos de confianza vinculados al secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, el regidor insistió ayer en que "será difícil" dar marcha atrás. Gómez mandó ayer un mensaje claro al primer edil de Leganés: "A las direcciones políticas les corresponde intervenir cuando un alcalde se equivoca", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 2009