_
_
_
_
Reportaje:FERIA DE FALLAS

José Tomás y Enrique Ponce, pilares de un largo abono

A los dos horas de abrirse las taquillas el pasado martes, las entradas para ver a José Tomas se habían agotado. Poco después pasaba lo mismo para la primera comparecencia de Enrique Ponce. Esos dos festejos, días 15 y 16, marcan el cénit de una feria controvertida por tres ausencias muy notables: Morante, El Cid y Miguel Ángel Perera no están en los carteles. Tres faltas que se debaten tanto o más como la presencia de José Tomás, que esta temporada ha elegido las Fallas de Valencia para iniciar su andadura española.

Sobre Tomás, que torea el domingo 15, junto a Javier Conde y Sebastián Castella, gira la máquina fallera de 2009, muy engrasada por el madrileño y por Ponce, que goza del privilegio de actuar dos tardes. Mas esa misma máquina chirría muy sonora por aquellas ausencias que ni se entienden ni se han explicado con notoria claridad.

Pedro Marín salió a hombros en la novillada inaugural

Tras la deseada corrida del 15, tanto por el propio José Tomás como por el supuesto enfrentamiento directo con Castella, llega al día siguiente el otro festejo de máxima expectación. Con Ponce harán el paseíllo, el día 16, Manzanares y Cayetano. Para muchos el cartel más redondo del abono.

En un ciclo muy criticado y ajusticiado de antemano, suena a paradoja el hecho de que el éxito económico parece asegurado. Por otra parte, la presencia de toreros de nueva hornada, como Morenito de Aranda, Rubén Pinar, o Daniel Luque, refrescan un cartel genérico que también acusa la presencia de nombres pasados de rosca.

Una nota especialmente llamativa supone el anuncio de Luis Francisco Esplá el día de San José. Ese 19 de marzo, Esplá, en la temporada de su despedida, dirá adiós al ruedo valenciano. El veterano espada abrirá plaza dentro de una terna que completan Enrique Ponce y Vicente Barrera. El cartel de mayor color local de la feria.

Estas Fallas servirán, en fin, para medir como asalta 2009 José Tomás y las posibilidades de los más jóvenes, con Manzanares, Castella, Cayetano, el tridente de primera línea y que también tiene en una segunda posición de ataque a toreros como Talavante y los más jóvenes antes citados, a los que se puede añadir Luis Bolívar.

Como prólogo a un ciclo de larga duración, ayer ya se abrió la primera puerta grande en la novillada inaugural. Concesión generosa para un firme Pedro Marín, que cortó una oreja a cada uno de sus novillos. Tuvo más peso y entidad la faena al tercero, elaborada con fundamento sobre la mano izquierda. Se justificó en el sexto y tuvo premio la estocada final. Por su parte, Sergio Cerezos y Sergio Serrano libraron faenas de irregular contenido. De la novillada de Los Choses, de gran presencia, destacaron primero y tercero. El resto acusaron poca fuerza y acabaron algo defensivos.

El novillero Pedro Marín, en un pase de muleta a uno de sus toros.
El novillero Pedro Marín, en un pase de muleta a uno de sus toros.EFE
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_