Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los policías municipales novatos tendrán que pagar 2.400 euros por un curso obligatorio

Los agentes municipales en formación, aquellos que han aprobado las pruebas de acceso, comenzaron ayer sus clases prácticas en la Academia de Policía de la Comunidad de Madrid para completar su incorporación al cuerpo. Un día antes, el pasado lunes, se forzó la entrada en vigor de la nueva ley de tasas, aprobada el pasado diciembre y firmada por el consejero de Interior, Francisco Granados, que les obliga a pagar 2.400 euros. Hasta este año nunca se había cobrado por este cursillo obligatorio que siguen anualmente unas 1.000 personas.

"Vamos a denunciarlo. Es intolerable porque la academia se gestiona por manos privadas, pero con fondos públicos. Nosotros pactamos con la consejería que a los que ya estaban este año en el proceso de oposición no se les cobrase", explica Carlos Lozano, de Comisiones Obreras. La consejería argumenta que esta tasa es habitual en otros cuerpos de seguridad, como la Guardia Civil o el Cuerpo Nacional de Policía. Un extremo que niegan los sindicatos: "A ellos les cobran material, uniformes y cosas así".

Los ayuntamientos en los que van a trabajar estos nuevos agentes son quienes de manera subsidiaria abonarán a la academia el precio del cursillo. Algunos municipios, como Manzanares el Real o Ajalvir, ya han exigido a sus policías que les reintegren el coste, según informa Efe. Otros consistorios, como el de Madrid capital, el que cuenta con un mayor número de efectivos (más de 7.000), se lo irán descontando de sus pagas a los agentes en prácticas. Éstos empiezan a cobrar desde su primer día de formación.

Además de Comisiones Obreras, el sindicato Colectivo Profesional de Policía Profesional también ha mostrado su disconformidad con la medida, que no sólo afecta a los opositores, sino a todos que completen cursos para promocionar. "Es un impuesto recaudatorio y una tasa abusiva", critican. Destacan también que quienes la pagan son "jóvenes que acceden a su primer empleo, sin recursos para afrontar esta situación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009