Condenado a 20 años por incendio el absuelto del crimen de dos gays

La juez aplica la pena máxima por el único delito que apreció el jurado

La magistrada de la Sección 5ª de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha impuesto a Jacobo Piñeiro, autor confeso de la muerte a dos gays en Vigo, una pena de 20 años de prisión por un delito de incendio. Su dictamen se basa en el veredicto del jurado popular, que absolvió al acusado de asesinar a los dos hombres tras asestarles 57 puñaladas después de una noche de copas. El jurado popular entendió que el acusado actuó en defensa propia, preso de un "miedo insuperable", a ser violado o asesinado, tras las supuestas insinuaciones sexuales de uno de los fallecidos.

Sin embargo, el jurado sí lo condenó por un delito de incendio, ya que tras apuñalarlos quedó demostrado que Piñeiro plantó cinco focos en la vivienda de las víctimas, dos de ellos sobre los cadáveres, y abrió el gas para provocar una deflagración. Lo hizo antes de ducharse y marcharse con una maleta llena de objetos de valor para simular, según la defensa de las víctimas, un robo por el que también fue absuelto.

A raíz del veredicto, la juez estima que el acusado puso en riesgo la vida de las personas que habitaban el edificio donde tuvieron lugar los hechos, el 12 de junio de 2006. Tras rechazar cualquier atenuante, la magistrada recordó que hubo un "plus de gravedad", ya que Piñeiro cerró las ventanas de la vivienda, algo que podría haber provocado una explosión. Los bomberos se dieron cuenta de que el gas estaba abierto cuando ya habían apagado las llamas.

Otro juicio con jurado

El fiscal que actuó en este proceso, David Calzada, confirmó a Europa Press que se elevará un recurso ante Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para pedir la nulidad del juicio, aunque precisó que mantendrá su petición de que se celebre una nueva vista con otro jurado popular. "Siempre pedimos que este juicio fuera por jurado, y vamos a mantenerlo porque somos consecuentes", señaló. Por su parte, Tomás Santodomingo, abogado de la madre de uno de los fallecidos, aseguró que la juez impuso "ajustadamente la máxima pena, porque los hechos son de extrema gravedad", y avanzó que también recurrirá el proceso, pero para que se celebre de nuevo sin jurado.

Marta, la madre de Isaac Pérez, no quiere ni oír hablar del jurado popular, ya que cree que las personas que lo integran "son ignorantes en cuestiones de leyes, justicia y juicios". Ayer elogió la actitud de la jueza, cuya sentencia garantiza que "no saldrá a la calle", por el momento, lo que dará tiempo a la acusación particular para presentar el recurso y que éste se resuelva.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción