El vuelco electoral | País Vasco

Resistencia peneuvista a dejar Ajuria Enea

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, y el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, armonizaron ayer el lamento nacionalista por el fundado riesgo de que Juan José Ibarretxe salga de Ajuria-Enea y no presida el próximo Gobierno vasco. Se basan en la legitimidad del actual lehendakari a seguir y el temor de una posible inestabilidad constitucional.

Urkullu, por ejemplo, advierte de la "inestabilidad constitucional" que provocaría la investidura de Patxi López con el respaldo del Partido Popular, ya que "no sería gratuito", en alusión al posible cambio de manos de la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Getxo, donde el PNV gobierna en minoría. Incluso pidió al PSE que "sea consciente" de que "está dando el triunfo al PP en España" si aceptan el apoyo para la investidura.

Más información
Zapatero pide al PNV juego limpio para asumir que ha perdido el Gobierno vasco

Azkarate, a su vez, admitió: "No entendemos por qué tiene que haber un cambio de lehendakari". Y para justificarlo recordó que Ibarretxe "ha ganado las elecciones con contundencia y con holgura".

De cara a las conversaciones con el resto de fuerzas del arco parlamentario, Urkullu dejó bien claro que "no sacrificará la cabeza de Ibarretxe". Así se lo transmitirá en su reunión de mañana a los socialistas, a quienes les "recordaré" que "no han reconocido públicamente todavía la victoria del PNV, que su discurso de cambio no ha tenido ningún éxito en las elecciones, que es un discurso frentista, que el apoyo del PP no es a cambio de nada, que el partido ganador es el PNV con cinco o seis escaños más y que hay más de 80.000 votos de diferencia".

Sobre un posible quiebro de los apoyos puntuales al Gobierno de Zapatero, Urkullu dijo que "tomará cartas en el asunto" si se ve "desplazado" de la responsabilidad del Ejecutivo vasco "por la cerrazón" del PSE-EE, pero avanzó que "primero hay que ser honesto con la sociedad vasca, las consecuencias en el Estado se verán después".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS