Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercedes Abad escribe sobre el límite de la autoría

En estos tiempos tan poco propicios para andarse con bromas a costa de la propiedad intelectual la escritora Mercedes Abad (Barcelona, 1961) ha escrito un libro compuesto de relatos robados. Media docena de robos y un par de mentiras, recién publicado por la editorial Alfaguara, es una colección de cuentos precedidos de pequeños prólogos en los que la escritora barcelonesa explica las circunstancias de sus "apropiaciones indebidas".

El tema central del libro son los borrosos límites de la autoría. "¿Alguien se atreve a decir sin asomo de dudas que un relato no pertenece a quien se siente íntima y profundamente revelado por él?", dice en el prólogo. Abad intenta intrigar al lector que la acompaña en sus picardías con el copyright, invitarle a una reflexión juguetona. "La historia de la literatura está plagada de hurtos", y los que comete la voz narradora de su último libro se producen en las situaciones más variadas, desde la usurpación a traición hasta la casualidad. La autora dice haberse divertido escribiendo esta "tesis gamberra" en la que mezcla ficción y realidad y refleja con ironía algunas escenas típicas del mundo literario. Está la del amigo que pide la edición de su novela de 500 páginas como un favor o la del que lleva una insospechada vida secreta e través de la literatura. "He querido hacer un retrato divertido, amable, sin mala leche, en el que algunos se van a ver reconocidos", remata.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 2009