Los escándalos que afectan al PP

Font de Mora evita explicar la adjudicación del centro de tecnificación

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, se negó ayer a dar cualquier tipo de detalles sobre la adjudicación, sin concurso, del centro de tecnificación deportiva de Vila-real, por un importe total de más de ocho millones de euros. La obra, encargada por la sociedad pública Ciegsa, se contrató sin que mediara concurso alguno y, simplemente, se realizó por un procedimiento negociado sin publicidad pese a que la ley exige que, cuando el proyecto supera el millón de euros, éste se saque a concurso.

Pese a la insistencia del PSPV, el Bloc y EU, Font de Mora no desmintió la contratación irregular, tal como recogió el informe del Síndic de Comptes pero, además, aseguró que es una cuestión que "a la gente no le importa" y que "lo que quieren es tener un centro". El parlamentario socialista Adolf Sanmartín acabó exigiendo la dimisión del consejero, que tampoco quiso aclarar los contratos de arrendamiento de los barracones, ni las elevadas modificaciones de los presupuestos de proyectos de obra o las facturas presentadas por arquitectos vinculados a Ciegsa como asistencias técnicas. Precisamente ésta fue otra de las prácticas que el Síndic de Comptes criticó en su informe al cuestionar que, pese a que la ley de contratos así lo exige, la empresa pública Ciegsa no justifica "debidamente" el porqué recurre a técnicos no funcionarios para la realización de este tipo de trabajos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS