Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Devuelto un menor que llegó a Barajas con su madre

Lilia Noemi Villalba, paraguaya, llegó el viernes por la mañana al aeropuerto de Barajas en un avión con su hijo. El joven, de 17 años, fue detenido en el control de pasaportes. No tenía carta de invitación, ni dinero, según fuentes de la policía nacional, así que se le impidió la entrada al país. Once horas más tarde, sobre las diez de la noche y poco después de que la madre acudiese a denunciar los hechos ante un juzgado de guardia, despegaba otro avión que devolvía al joven a su país de origen.

La madre contaba, conteniendo las lágrimas, ante las cámaras de Telemadrid, que la policía no la dejó permanecer con su hijo cuando fue detenido en el control y que no pudo contactar con él de nuevo hasta que éste la llamó ya embarcado en el avión que se lo llevaba de España. Había venido a pasar una semana en Madrid, según Lilia Noemi, de 40 años y con los papeles en regla. "¿Pero cómo le piden una carta de invitación, si mi hijo viene conmigo?", se lamentaba.

La versión de la policía es diferente. Alegan que, cuando el menor fue detenido, Lilia Noemi no estaba presente. Que tuvo en todo momento el teléfono móvil y que, al tomarle declaración, aseguró que no sabía dónde estaba su madre, ni ofreció ningún dato de contacto. Por eso lo vieron sospechoso.

Hace dos semanas, otra menor brasileña estuvo retenida 29 horas hasta que un juez detuvo la repatriación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 2009