Desciende la edad de agresores y víctimas

La edad de agresores y víctimas de violencia machista desciende. Así lo apunta el informe de muertes por violencia doméstica y de género en el año 2008 del Consejo General del Poder Judicial. Ese año fallecieron por este tipo de violencia 121 personas. Noventa de ellas el 74%- eran mujeres. Además, 75 fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas, es decir, fueron víctimas de la violencia machista.

El informe llama la atención sobre el hecho de que en el 40% de los casos tanto el agresor como la víctima tenían una edad inferior a los 36 años. También destaca que en el 35,8% de los casos agresor y víctimas son extranjeros. En el 44,4%, ambos son españoles.

Esos son dos factores importantes para la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, Inmaculada Montalbán. A través de un comunicado, señala que tanto el descenso de la edad de agresores y víctimas como que la violencia machista haya aumentado entre los extranjeros son factores sobre los que "hay que reflexionar".

El informe apunta además que muchas mujeres aún vivían con su agresor en el momento de los hechos (en el 58,7% de los casos). Además, en el 74,7% de los casos de violencia machista, la víctima no había cortado la relación con su agresor. La relación de pareja subsistía formalmente en el momento del ataque.

Además de esta relación de convivencia del informe se desprende el bajo número de denuncias. Sólo un 20% de las víctimas de violencia machista había presentado alguna denuncia por malos tratos contra su agresor. Un porcentaje más bajo que el año anterior, cuando el 36,5% de ellas había denunciado a su agresor. Así, en el 80% de los casos de mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas, los órganos judiciales no tenían constancia previa de malos tratos. De ese 20% de denuncias presentadas en 2008, la mayoría son por situaciones de violencia mantenida en el tiempo. En todos los casos excepto en uno se presentaron ante la Policía y la Guardia Civil. En el año 2008 se dictaron, aproximadamente, 30.000 órdenes de alejamiento por los Juzgados de Violencia sobre la Mujer y tres de ellas estaban vigentes al tiempo de la muerte de la víctima.

El informe explica que es frecuente que los agresores se suiciden después de cometer el homicidio o asesinato de su pareja o ex pareja. Algo que en 2008 ocurrió en el 13,7% de los casos.

La presidenta del Observatorio pidió ayer la "implantación inmediata de un sistema de alertas en los terminales informáticos de los órganos judiciales" para "garantizar" que se comunica a las víctimas cualquier acto procesal que pueda afectar a su seguridad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción