El PP denuncia que el Ayuntamiento de Elche pagó otras dos facturas del PSPV

El panorama político se le complica cada día más al alcalde socialista de Elche, Alejandro Soler, a su vez presidente del PSPV y mano derecha del líder de los socialista valenciano, Jorge Alarte. El PP de Elche desveló ayer dos nuevos pagos presuntamente irregulares de gasto de la campaña electoral del PSPV abonados por el Consistorio.

Estas nuevas facturas, con fecha del 23 y 24 de mayo, a tres días sólo de las elecciones, suman cada una de ellas 2.320 euros. Se trata de dos informaciones publicadas por el diario gratuito Noticias Elche sobre los actos de la campaña electoral del alcalde con el titular el día 23 "Alejandro Soler desarrollará un plan estratégico en los barrios y pedanías para mejorar la calidad de vida de los vecinos de Elche", y otra media página con el titular "El PSOE ha promovido la construcción de 300 viviendas de protección oficial en Altabix y 900 en los últimos 4 años". Y al día siguiente "Soler se compromete con los vecinos del Pla a un mayor esfuerzo inversor y mejorar los servicios del barrio". Las dos páginas en color y con reportaje fotográfico. Por estas informaciones el Ayuntamiento ha pagado 4.640 euros, según el PP, que hay que sumar a los casi 6.000 de otras dos facturas también correspondientes a actos electores del PSPV pagados por el Ayuntamiento.

La portavoz del PP, Mercedes Alonso, dijo anoche que estas nuevas facturas "incumplen" la Ley Electoral y además incurren en un posible delito de malversación. El PP incorporará estas facturas al abogado que presentó esta semana una querella por prevaricación y malversación contra Soler. Estas dos últimas facturas están firmadas por la edil de Hacienda, Mari Ángeles Avilés, enfrentada con el alcalde a raíz del despido de su marido.El alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, rompió ayer por la mañana el silencio sobre las acusaciones y denuncias del PP acerca de supuestos pagos de la campaña electoral de socialistas ilicitanos a cargo de las arcas del Consistorio. El alcalde asumió los hechos, pero los imputó a "un error administrativo" y aprovechó la ocasión para arremeter con el PP: "Utilizan Elche para intentar tapar sus vergüenzas".

Tres días después, de que el PP acudiera a los juzgados para presentar una querella contra el regidor por supuesta prevariación y malversación de fondos públicos por dos facturas por un importe de 6.000 euros, Soler intentó ayer vincular estas informaciones a una estrategia del PP para desviar la atención. "No vamos a consentir que Elche sea la víctima de la estrategia de confusión del PP, no lo vamos a tolerar". El alcalde instó al PP a no utilizar Elche "para intentar tapar sus vergüenzas" en relación con la trama de corrupción que investiga el juez Garzón.

Respecto a los dos nuevas facturas supuestamente irregulares que ayer desveló el PP, el alcalde señaló que correspondían a "actos municipales y, por tanto, el pago por parte del Ayuntamiento es legal". Soler tildó de "honrada y transparente" la gestión municipal que hacen los 2.000 funcionarios municipales que tramitan al año 15.000 facturas "por supuesto que se producen errores, y se podrán volver a producir".

"Nada tiene que ver un error administrativo, que se puede haber producido, y seguir produciendo en un Ayuntamiento honrado como éste, con los casos flagrantes de corrupción que asaltan al PP".

Preguntado si se han detectado otros pagos irregulares, Soler precisó que ha revisado con el interventor municipal y el secretario todos los pagos realizados por el gabinete de comunicación desde el año 2006. "Según los primeros exámenes no hay ningún motivo de preocupación, no hemos visto ninguna ilegalidad ni irregularidad". "No es agradable que surja este tipo de denuncias pero estoy absolutamente tranquilo".

Mercedes Alonso, la portavoz del Grupo Popular, aseguró que remitirá al juzgado las nuevas facturas e instó a la edil de Compromís, Ángeles Candela, socia del gobierno local de Soler, a que se pronuncie. Candela era favorable a abrir una comisión de investigación para esclarecer los hechos. La concejal ha dado marcha atrás, tras comprobar el listado de facturas (900 recibos desde el 2006) y "observar" sólo dos errores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50