Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes exigen más paradas de Cercanías en el Baix Llobregat

La nueva línea de Cercanías entre Cornellà y Castelldefels no colma las expectativas de los alcaldes de la zona. El trazado presentado el martes por el Ministerio de Fomento, e incluido en el Plan de Cercanías de Barcelona, no es el deseado por Castelldefels, Gavà, Viladecans y Sant Boi, poblaciones que cruzará el tren cuando la línea sea una realidad. Los alcaldes de estos cuatro municipios pidieron ayer una reunión con el Gobierno y la Generalitat para pactar las paradas que tendrá el trazado. Las previstas son, a su juicio, insuficientes.

El proyecto de Fomento prevé cuatro estaciones nuevas: una en Gavà, otra en Viladecans, y dos en Sant Boi; los alcaldes piden que haya, además de las previstas por el Gobierno, otras en Viladecans, Gavà, y Castelldefels. Total: siete paradas. "La propuesta de estaciones no se ciñe a lo hablado con los municipios", lamentó el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz. La queja no impide que los ediles muestren su satisfacción con el Plan de Cercanías: "Estamos satisfechos porqué en la práctica la línea funcionará como un metro", recalcó Ruiz. La propuesta de los alcaldes es la evolución -pactada entre los municipios y la Generalitat- del trazado de la línea 12 del metro planteada por CiU cuando gobernaba.

Los alcaldes lamentan que el proyecto de línea se haya hecho público sin haberlo concretado con los técnicos municipales y se aferran a la esperanza para lograr sus reivindicaciones. También protestará Sant Feliu de Llobregat, municipio colindante de Cornellà y Sant Boi y excluido en el plan presentado por Fomento. El jueves, su alcalde, José Antonio Vázquez, anunció que el municipio batallará por tener una parada de la nueva línea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009