Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Se ha perdido la oportunidad de saber qué ha ocurrido en Terra Mítica"

Zaplana no quiere que se sepa la verdad, dice el diputado Such

El diputado socialista Toni Such lamentó ayer que "la magnanimidad" de Eduardo Zaplana llevara ayer al titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia a dictar la absolución de los empresarios Antonio Moreno Carpio y José Herrero por un supuesto delito de calumnias contra el ex presidente de la Generalitat. Los empresarios vincularon a Zaplana con el supuesto cobro de comisiones ilegales en unas conversaciones grabadas por los diputados socialistas Toni Such y José Camarasa. Zaplana denunció a los dos empresarios por calumnias. Pero horas antes de la vista, el ex presidente de la Generalitat retiró su denuncia. "Creo que se ha perdido la oportunidad de que todas las partes se pudieran explicar en un juicio para saber qué ha ocurrido en Terra Mítica", declaró Such. "Entendemos que ha habido cierta conexión entre el denunciante y los denunciados y tal vez a ninguna de las dos partes le interesa que se sepa la verdad de lo que ha pasado en Terra Mítica", añadió.

Such y Camarasa presentaron una denuncia ante la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia en mayo de 2006. Los diputados entregaron grabaciones de conversaciones con Carpio y Herrero en las que los empresarios dejaban entrever que Zaplana estaba al corriente de que, entre 1999 y 2001 "se manipularon facturas" en el parque temático para cubrir "el pago de comisiones elevadas a quien repartía los contratos". Según la denuncia, "los sobreprecios superaban los 2.000 millones de pesetas [12 millones de euros]".

Los empresarios mostraron a los diputados socialistas "ingresos en un banco de Andorra a favor de Vicente Conesa", administrador único de dos de la treintena de empresas relacionadas con la construcción de Terra Mítica que están acusadas por la Agencia Tributaria en una trama de facturas falsas. Según la denuncia, Carpio y Herrero aseguraron que "parte" de esos ingresos "se entregaba a Eduardo Zaplana".

El ex presidente de la Generalitat era el único acusador de Carpio y Herrero puesto que el fiscal no apreció indicios de delito. El juzgado de Instrucción número 3 de Valencia mantiene viva la causa contra la trama de empresas acusadas por la Agencia Tributaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009