Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelve el 'caso Ciempozuelos'

El primero de los seis empresarios imputados por ser testaferros de los dos ex alcaldes socialistas reconoce su estrecha relación con Torrejón y Tejeiro

En pleno apogeo del caso Gürtel, el titular del juzgado de Instrucción número 2 de Valdemoro, Teodoro Molino Tejedor, dio ayer un nuevo impulso al caso Ciempozuelos, en el que se investiga el presunto cobro de comisiones por parte de los ex alcaldes socialistas de la localidad Pedro Antonio Torrejón y Joaquín Tejeiro. Lo hizo tomando declaración al primero de una serie de seis empresarios que, según el juez, podrían haber utilizado sus sociedades "como instrumentos para adquirir, convertir, transmitir, ocultar o encubrir bienes de origen ilícito". Es decir, podrían ser testaferros de los ex alcaldes. El magistrado pretende aclarar la relación que mantenían con ellos.

Ayer le tocó el turno a Manuel Ramón Martín Peña, responsable de la empresa Comernet Green. Durante su comparecencia reconoció ante el juez su estrecha relación con los dos ex alcaldes. De hecho, tanto Joaquín Tejeiro como la mujer de Pedro Antonio Torrejón, Elena Berrio, trabajaron para él durante "cinco o seis meses en 1999", según fuentes jurídicas. Durante el registro de la casa de Tejeiro, la policía encontró una tarjeta de crédito de Comernet Green a la que el ex regidor habría cargado diversos gastos.

"El empresario mantenía una relación de muchos años con los dos ex alcaldes", explicó ayer el abogado de Joaquín Tejeiro, alcalde de Ciempozuelos entre 1991 y 1995. Pedro Antonio Torrejón lo fue entre 2003 y 2006, cuando se vio obligado a dimitir tras estallar el escándalo en el municipio.

Según los abogados de los dos ex alcaldes imputados, Martín Peña también reconoció al Ministerio Fiscal que recibió más de tres millones de euros de la empresa Bitango por labores de mediación y asesoramiento en la compraventa de suelo en Ciempozuelos.Bitango es una de las constructoras que, según la Fiscalía Anticorrupción, habrían realizado pagos irregulares a Torrejón y Tejeiro. "En ningún momento este empresario ha podido explicar cuáles eran las labores de mediación y asesoramiento que realizaba", señaló el abogado del PP, personado en la causa, Jesús Garzas. Tras la declaración, el magistrado dejó en libertad al empresario, pese a que la Fiscalía había solicitado que se le impusiera una fianza de 18.000 euros.

Próximamente, el juez tomará declaración a otros cinco empresarios: Francisco Javier Marazuela, Juan Ángel Muñoz García, Pedro Manuel Peña, Jesús Rey Martínez y Juan Añover León.

Los abogados defensores de los ex alcaldes insisten en que se trata de una instrucción "repleta de irregularidades" y acusaron a la Fiscalía de manejar documentación "que no está en el sumario", lo que, en su opinión, "contamina el principio de igualdad de las partes".

El caso Ciempozuelos estalló en 2006, cuando los dos ex alcaldes visitaron Andorra y abrieron dos cuentas bancarias. Torrejón ingresó casi 900.000 euros y Tejeiro algo más de 100.000. El banco les pidió que justificasen la procedencia de ese dinero. Tejeiro envió desde la casa de Torrejón un fax a la entidad en el que aportaba un contrato según el cual ambos iban a recibir de la inmobiliaria Esprode alrededor de 40 millones de euros en concepto de comisiones por una recalificación urbanística. Parte del dinero ingresado está hoy en paradero desconocido. La posterior investigación judicial sacó a la luz una presunta trama de cobro de comisiones ilegales. Los dos ex alcaldes se encuentran en libertad tras aportar una fianza de 900.000 euros cada uno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2009