Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Calp, refugio de dos imputados del PP de Madrid

Los políticos mantienen relaciones con promotores locales

El ex consejero de Deportes de Madrid, Alberto López Viejo, y el diputado del PP de esa comunidad, Alfonso Bosch Tejedor, dos de los imputados en la trama corrupta de Francisco Correa, mantienen una fuerte vinculación con Calp, donde cada uno posee una vivienda de lujo en el mismo edificio de apartamentos ubicado en un enclave privilegiado, a apenas 30 metros de la playa y con impresionantes vistas tanto al mar como al parque natural de El Penyal d'Ifach. Además, López Viejo dispone de un barco de diez metros de eslora amarrado en el exclusivo Club Náutico de la población. Ambos dirigentes populares, muy ligados a la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, no sólo utilizan Calp como destino vacacional, sino que han establecido en este municipio importantes relaciones con promotores y cargos locales del PP.

López Viejo y Bosch Tejedor, quienes frecuentan Calp al menos desde 2004, pasan juntos las vacaciones en el edificio Apolo XVI, en una zona rodeada por las dos láminas de mar que bañan El Penyal d'Ifach y muy cerca de otro paraje natural, el humedal de Las Salinas. El ex consejero de Deportes disfruta de una magnífica panorámica en la planta 13, donde tiene dos apartamentos unidos con una superficie total de 230 metros cuadrados valorados, según el precio actual del mercado, en más de 600.000 euros. Y tiene un garaje donde guarda un todo-terreno de lujo matriculado en 2001. El inmueble de su amigo es más modesto: se trata de un solo apartamento de 110 metros cuadrados valorado en 300.000 euros.

El Apolo XVI está ubicado muy cerca del Club Náutico, donde López Viejo utiliza durante muchos fines de semana el Altea II, un barco de unos diez metros de eslora y de un llamativo color azul marino. Se trata de una "menorquina", un modelo inspirado en la tradicional barca de pesca de esa isla que ha evolucionado hasta convertirse en una embarcación de recreo a motor. El Altea II está escriturado a nombre de la mujer del ex consejero, Teresa Gabarra, quien por su parte cuenta con importantes negocios de restauración en la Comunidad de Madrid.

Ni ella ni su marido son buenos navegantes, por lo que cada vez que utilizan el barco debe acompañarles un marinero del Club Náutico. Ello les supone un importante desembolso al que hay que añadir el alquiler del amarre, que cuesta unos 4.000 euros anuales. En la actualidad, el barco se encuentra en el varadero, sometido a tareas de reparación.

López Viejo y su esposa compraron el Altea II al empresario Jaime Vives Tur, con el que suelen coincidir en el Náutico y que es uno de los promotores más importantes de Calp. Otro de los asiduos a esos días estivales es Manuel Alonso Laborda, quien tiene muchos puntos en común con Vives Tur: también es empresario inmobiliario y también fue edil popular. Además, Alonso Laborda es tío de Álvaro Alonso, imputado en la trama corrupta y responsable de Orange Market.

Cuando era regidor, Laborda organizó para el Ayuntamiento de Calp eventos que congregaron a miles de personas, como la famosa Fiesta de la Cerveza, y fue responsable de la imagen corporativa del municipio en Fitur cuando el concejal de Turismo era el diputado popular Juan Roselló, a su vez imputado en la trama de Aguas de Calp. El PSPV investiga si los eventos los organizó Orange Market.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 2009