Cartas al director
i

El Sabio

Entre las múltiples virtudes que sin duda adornan al popular alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, brilla por su ausencia la empatía. Tal vez por ello, se permita frivolizar sobre el reciente asesinato de Marta del Castillo, la violencia de género o el accidente aéreo de Barajas. Inasequible al desaliento, tras cada rueda de prensa brota alguna frase que disgusta a sus conciudadanos. Su perseverancia en este tipo de comentarios no disminuye la gravedad de los mismos.

Por todo ello, y porque nunca hay que perder la oportunidad de combatir la ignorancia, sería sumamente recomendable que alguno de los líderes de su partido le invitara a disculparse o, al menos, a cesar en su actitud.

Por desgracia, y parafraseando a Alfonso X, que hace ochocientos años otorgó a Salamanca su universidad, son los cántaros más vacíos los que más ruido hacen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50