Procesado en Marruecos el adalid de la lucha antidroga

Chakib al Khayari llevaba años denunciando, a través de su Asociación Rif Derechos Humanos, el narcotráfico en el norte de Marruecos y las supuestas complicidades de las que goza entre los altos cargos de la administración. Pero su último pronunciamiento ha colmado el vaso de la paciencia de las autoridades.

Khayari fue detenido el miércoles de madrugada en su casa de Nador (noreste del país) y el fiscal de Casablanca ordenó el jueves su puesta a disposición judicial por hacer "declaraciones engañosas", según informó el Ministerio de Interior. Sus palabras "tienden a dañar la imagen de las autoridades públicas".

La policía marroquí efectuó en enero la mayor redada antidroga de su historia. En total 109 personas han sido imputadas de las que 76 son militares, policías y gendarmes. Khayari dejó caer que sólo fueron detenidos los pesos pluma del narcotráfico y se evitó investigar a los jerifaltes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS