Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Málaga se escuda en la ley de estabilidad para recortar su acción en VPO

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha convertido la Ley de Estabilidad Presupuestaria en padre de todos los males que afectan a las arcas municipales. Ya hace un año pidió por escrito al Gobierno que aplazara dos años la entrada en vigor del reglamento que impone una serie de obligaciones de equilibrio presupuestario a los municipios, en las que el alcalde de Málaga escudó la prórroga de los presupuestos de 2008 durante tres meses y que el proyecto ya elaborado para 2009 y a punto de ser aprobado sea muy contenido. Ahora también le imputa que no se puedan hacer más viviendas de VPO para satisfacer la fuerte demanda existente.

El Ayuntamiento de Málaga destinará este año a la promoción de vivienda protegida 66 millones de euros, un 46% menos que en 2008. El concejal de Vivienda, Diego Maldonado, explicó ayer que "La Ley de Estabilidad Presupuestaria impide al consistorio ampliar los límites de endeudamiento para hacer más vivienda protegida". Según Maldonado, las obligaciones crediticias que impone el plan de estabilidad económica aprobado en mayo impide que no se hayan podido incluir proyectos de 3.100 viviendas.

Según el Ayuntamiento, actualmente tiene en construcción 1.797 viviendas, y este año iniciará otras 1.822, mientras que tiene gestionado suelo para esas 3.100 más que no puede programar. De las viviendas que se van a iniciar, sólo 15 son realmente nuevos proyectos, pues las demás son actuaciones pendientes de ejercicios anteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2009