Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La desaparición de una joven

80 kilómetros y un solo objetivo

Los 80 kilómetros del cauce del Guadalquivir entre Camas (Sevilla) y la desembocadura, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), se han convertido en un campo de operaciones en el que más de 150 personas buscan el cuerpo de Marta del Castillo por tierra, agua y aire. En el dispositivo participan ya todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que trabajan a las órdenes de Manuel Piedrabuena, comisario jefe de la brigada provincial de la Policía Judicial de Sevilla.

El puesto de mando está en el Puerto de Gelves (Sevilla). Allí se reúne a las 8.00 el operativo, y sobre las 8.30 ya están todos en su sitio. Cada una de las fuerzas de seguridad se instala en una zona y rota cada dos días. "Es importante evitar la rutina y el cansancio visual", explica Piedrabuena.

El principal temor es que el cuerpo haya quedado enganchado en el fondo (hasta 17 metros de profundidad) o que la corriente lo haya arrastrado al Atlántico. "No es probable, pero no descartamos nada". El trabajo continuará "el tiempo que sea necesario", según Piedrabuena, que no quiso olvidar el principal objetivo del despliegue: "Encontrar el cuerpo de Marta y entregárselo a los padres".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 2009