Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay huelga de funcionarios de Justicia, vuelva usted mañana"

Colas y centenares de juicios sin celebrar en el primer día de protesta

"Hoy no la van a atender. Hay huelga de funcionarios de Justicia. Vuelva usted mañana a ver qué pasa". Tres miembros de seguridad franqueaban en la mañana de ayer la entrada al Registro Civil, que abrió a las diez, una hora más tarde de lo normal. Han pasado 200 años del nacimiento de Larra, pero la frase todavía suena en la Administración española. A las puertas del Registro Civil, unas treinta personas esperaban su turno en una fila a la que no paraba de llegar gente. La mayoría, para nada. "Sólo entran los que tienen cita. Después de una hora me voy sin el certificado de nacimiento", explicaba, resignada, Aurora Santos. Los más madrugadores pudieron inscribir a un recién nacido u obtener una fe de vida, pero pedir un certificado o tramitar los papeles de residencia sin cita era imposible. En las inmediaciones, los huelguistas alternaban el ruido del silbato con lemas como "La culpa de esta cola la tiene Esperanza".

Los sindicatos piden que se cumpla el acuerdo firmado en diciembre de 2007

Los funcionarios de la Justicia madrileña -alrededor de 6.000 personas- iniciaron ayer una huelga de dos semanas para reivindicar que el Gobierno regional cumpla el acuerdo firmado con los sindicatos en diciembre de 2007. El convenio, suscrito por el anterior consejero, Alfredo Prada, incluía una subida salarial de 450 euros (ya se ha aplicado un aumento de 130) en cuatro años y el incremento de personal en el Registro Civil y los Juzgados de lo Penal.

Un trabajador de los Juzgados de la plaza de Castilla atendía las quejas en la ventanilla de información: "No me firman el papel de la libertad condicional... A ver si voy a la cárcel por su huelga", se lamentaba un hombre. "Te informan señalando los carteles de huelga", decía una abogada. En los despachos volvía la guerra de cifras entre los convocantes -CC OO, UGT y el Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia- y la Comunidad. Según los primeros, el seguimiento fue del 81,62%; para la Consejería de Justicia, del 41%. Según los sindicatos, se suspendieron alrededor de 820 actuaciones en los juzgados de la región, de los 1.200 diarios de media. "La Comunidad pretende hacer desaparecer un acuerdo que ellos firmaron hace 14 meses", criticó la responsable del área de Justicia de CC OO, Felicidad López, tras la asamblea de trabajadores. "No sólo son subidas salariales. El acuerdo incluía importantes planes de choque para mejorar la situación de los juzgados más saturados", añadió el portavoz de UGT, Fermín Arias. Aquel acuerdo se firmó tras dos semanas de huelga de los funcionarios que ocasionaron la suspensión de 1.000 juicios.

La Comunidad apeló a la "responsabilidad" de los sindicatos. El consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, reconoció que existía un pacto con los sindicatos, pero anunció que no podrá cumplirse debido a la crisis. Añadió que los funcionarios "podrán recuperar en el futuro lo que pierdan".

Hoy habrá concentraciones a las puertas de las principales sedes judiciales y frente a la Consejería de Justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 2009