Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La red de corrupción vinculada al PP

El presidente de la comisión denuncia que sufrió chantaje por su amistad con Correa

Benjamín Martín Vasco (PP), presidente de la comisión de investigación creada en la Asamblea de Madrid para desentrañar la trama de espionaje a cargos públicos, denunció ayer que el lunes pasado sufrió un intento de chantaje telefónico. Un desconocido llamó a su móvil y le dijo: "Si no quieres que te pase lo que a tu amigo Correa, tienes que llevar 50.000 euros esta tarde a un bar de la Casa de Campo".

Su "amigo Correa" es Francisco Correa, considerado el jefe de otra presunta trama, ésta de corrupción, que investiga el juez Baltasar Garzón. Correa fue detenido el día 6 y está en prisión incondicional. Martín Vasco ha admitido que mantiene una relación de amistad con el presunto cabecilla de la trama, aunque subraya que desde 2005 ya no lo frecuenta tanto porque él dejó de veranear en Marbella, donde ambos solían coincidir.

La cadena SER aseguró el pasado lunes que Martín Vasco estaba siendo investigado y que una de las detenidas por orden de Garzón, Isabel Jordán, sostiene en una grabación que al diputado madrileño le pagaron para que callara sobre operaciones urbanísticas irregulares en el municipio de Arganda del Rey. Pero Martín Vasco no ha sido imputado por el juez Garzón.

Según relata el diputado en la denuncia interpuesta en comisaría, la llamada telefónica se realizó en torno a las once de la mañana del lunes. El portavoz popular en la Asamblea, David Pérez, explicó que Martín Vasco colgó al chantajista anónimo y que "no atendió" el resto de llamadas que se fueron produciendo. "Parece que lo que se estaba produciendo ahí era un chantaje o un intento de soborno. Es un aspecto grave en el momento en el que estamos", dijo Pérez. Y justificó así el hecho de que Martín Vasco tardara cuatro días en poner la denuncia: "Ha estado, lógicamente, analizando con sus abogados la situación a efectos de formalizar la denuncia con el debido fundamento".

El dirigente popular no apuntó a los presuntos autores de la llamada, pero consideró muy grave "que a una persona se le exija la entrega de un dinero amenazándole con implicarle en un asunto". Más allá fue la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que en una rueda de prensa posterior auguró que "será fácil descubrirlo" (la autoría de la llamada) y que el asunto "se aclarará enseguida" porque la policía dispone del número de móvil. "Qué casualidad que a las dos horas [de producirse la llamada] salió [en la cadena SER] que Correa había declarado sobre Martín Vasco... En fin, etcétera, etcétera", dijo Aguirre, sin aclarar de qué estaba acusando exactamente a los periodistas de la cadena de radio.

En esa misma comparecencia, la presidenta negó tajantemente que el PP de Madrid se haya financiado ilegalmente usando dinero público de la Comunidad, como ha sugerido el acusado Francisco Correa. "Desde que soy presidenta del PP de Madrid [noviembre de 2004], ni una sola de las actuaciones, congresos, actos, foros o celebraciones, ni uno solo de esos contratos, se han adjudicado a las empresas que investiga el juez Garzón", sentenció, informa Javier S. del Moral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de febrero de 2009