Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos siete policías por el asalto a la sinagoga de Caracas

Siete policías y cuatro civiles fueron arrestados entre la noche del sábado y la madrugada del domingo (hora local) y acusados de perpetrar el asalto contra la sinagoga Tiferet Israel de Caracas, ocurrido el 30 de enero pasado. Entre los detenidos se encuentran una detective del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (Cicpc), cinco oficiales de la Policía Metropolitana (PM), un subinspector de la Policía de Caracas (PoliCaracas) y un ex vigilante de la sinagoga.

La versión que ofreció el presidente Hugo Chávez al canal privado Venevisión sobre este tema indica que el vigilante de la sinagoga -un ex funcionario policial, que también sirvió de escolta a un rabino- comandó el ataque. "Hay 11 personas detenidas y nada tiene que ver el Gobierno con esto. Hubo voceros de la oposición y algún canal de televisión que de inmediato apuntaron al Gobierno: 'Ése es Chávez el culpable'. Bueno, resulta que ya hay 11 personas detenidas y no tiene nada que ver el Gobierno con esto", dijo el mandatario.

No obstante, tanto el Cuerpo de Investigaciones Penales como la Policía Metropolitana son comandados directamente por el Ministerio de Interior y Justicia de Venezuela; mientras que PoliCaracas es un cuerpo adscrito a la Alcaldía del Municipio Libertador, gobernada por el oficialismo.

"Judíos fuera"

El 30 de enero, dos de estos hombres burlaron los sistemas de seguridad del templo, sometieron con pistolas y revólveres a los vigilantes y dejaron entrar, a través de la puerta principal, a otros 10 sujetos armados. Los atacantes permanecieron cinco horas en el interior del templo: saquearon todas las oficinas del área administrativa, pintaron las paredes con frases como "Judíos fuera" y violentaron el altar principal y las arcas donde estaba guardada la Torá. Sólo robaron la consola de vídeo del sistema de seguridad y dos ordenadores que contenían información sobre la comunidad hebrea en Caracas.

La profanación de la sinagoga ocurrió tres semanas después de que el Gobierno de Chávez expulsara al embajador de Israel en Venezuela para condenar los ataques contra la franja de Gaza, y en medio de un boicoteo promovido por organizaciones civiles del oficialismo contra comercios y productos judíos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de febrero de 2009