Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo anula las listas de D3M y Askatasuna por ser un fraude de ETA

Por primera vez no habrá candidatos 'abertzales' radicales en unas elecciones

El Tribunal Supremo anuló anoche, por unanimidad, las listas electorales de la agrupación Democracia 3 Millones (D3M) y del partido Askatasuna al considerar que ambas formaciones están instrumentalizadas por la banda terrorista ETA para participar en las elecciones y estar presente en la Cámara Vasca. La nulidad de las listas puede ser recurrida a partir de hoy ante el Tribunal Constitucional. A reserva de la decisión de éste, serán las primeras elecciones a las que no concurran representantes del mundo abertzale radical.

El fallo se conoció anoche tras más de seis horas de deliberaciones de la Sala Especial del Supremo. Los magistrados estudiaron previamente las alegaciones de D3M y Askatasuna sobre la impugnación de sus listas por parte del ministerio fiscal y el Gobierno, representado por la Abogacía del Estado.

El alto tribunal acogió las tesis partidarias de la nulidad, según las cuales, dentro de la estrategia de "doble lista" seguida por ETA en todas las elecciones de los últimos años, D3M era la candidatura para "echar a los leones" mientras se intentaba que prosperase la lista blanca de Askatasuna.

Según las demandas del fiscal y del Gobierno, el partido Askatsuna fue diseñado como un plan b de ETA para las elecciones de 1998 y permaneció después como "partido durmiente" hasta que despertó hace tres semanas para participar en las autonómicas.

Así lo ha recogido el Tribunal Supremo, que asegura en su resolución que Askatasuna "ha sido dirigido en todo momento por el entramado ETA-Batasuna" y ya desde su origen sería "el instrumento fraudulento empleado para dar continuidad a la actividad de los partidos políticos ilegalizados".

Según el Supremo, para situar el nacimiento de Askatasuna hay que remontarse al asesinato por ETA del concejal del PP por Ermua, Miguel Ángel Blanco en 1997. A raíz de ese atentado, los partidos democráticos iniciaron un proceso de aislamiento institucional de Herri Batasuna con mociones de censura en diversos ayuntamientos. Esa situación de acoso judicial y aislamiento político y social llevó a ETA a crear nuevos referentes políticos.

El Supremo avala la nulidad en la "casi completa identidad entre los estatutos del ilegalizado Euskal Herritarrok y Askatasuna. "Además", añade, "entre los estatutos de Askatasuna y Batasuna existe también una gran similitud, pero sin alcanzar la identidad literal".

A partir de su creación en 1998, Askatasuna participó únicamente en las elecciones de 2001 y después desapareció prácticamente de la vida política. En 2009 "surge de nuevo con sospechosa espontaneidad", completamente renovado y sin los candidatos contaminados por sus vínculos con partidos ilegalizados. Esa lista limpia, según el Supremo, está buscada a propósito "con la finalidad de asegurar el éxito de la estrategia defraudadora de ETA".

La Sala también concede "especial significación" al hecho de que buena parte de los candidatos de Askatasuna hayan avalado con su firma la formación de la agrupación D3M, "con la que paradójicamente concurren y compiten en el mismo espacio electoral". Esa "peculiar forma de actuación" alcanza su verdadero sentido en los documentos de ETA que hablan de estar presentes "a toda costa" en las elecciones.

Valorado conjuntamente el material probatorio, la Sala Especial "alcanza la convicción jurídica" de que las listas de Askatasuna incurren en el supuesto de sucesión de partidos ilegalizados, por lo que anula sus candidaturas.

En cuanto a la lista sucia de D3M, "la tutela ejercida desde Batasuna" es tan "evidente" como el hecho de que 82 de sus 84 candidatos están contaminados. El Supremo no tiene "ni sombra de duda" de que D3M ha sido "dirigido, preparado, dinamizado y animado por Batasuna", de donde infiere el "designio defraudador" que se proyecta sobre sus candidaturas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 2009