Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Científicos y modistos se unen para crear tejidos innovadores

Tras múltiples iniciativas fracasadas o estancadas, el sector textil ensayará una nueva fórmula, esta vez en cooperación con la Administración y las tres universidades gallegas, para modernizarse y tratar de abrirse camino y fama en el mercado extranjero. Con este propósito nació ayer en A Coruña el Centro Tecnolóxico Textil. Con sede en el campus de Elviña, este ente de nueva creación se propone indagar, innovar y promover un sector gallego, el del textil y la confección, que representa una décima parte de las industrias manufactureras, el 30% de las exportaciones españolas en esta rama, y emplea a a un total de 17.000 personas.

Integran el patronato de este centro la Consellería de Innovación e Industria y las tres universidades gallegas, con una aportación de 72.000 euros cada una, así como ocho de las principales firmas del sector con otros 192.000 euros (Inditex, Cortefiel, Adolfo Domínguez, Sociedad Textil Lonia, Roberto Verino, Pikolinos, Caramelo y Bimba & Lola).

"Partimos de cero pero con aspiraciones universales", destacó el nuevo director del centro, Fernando Trebolle, abogado con más de dos décadas en Adolfo Domínguez y profesor de la Escola Superior de Deseño e Moda de la universidad viguesa. Una vocación internacional y voluntad de "traspasar fronteras" de un sector que espera ser "puntero" que se demuestra con la presencia, en el nuevo instituto, del grupo Cortefiel, remarcó Trebolle.

El objetivo será investigar y desarrollar en el ámbito tecnológico para garantizar, por ejemplo, la inocuidad de los productos textiles, mejorar su calidad, innovar en el etiquetado y en los tejidos, como por ejemplo, aquellos que cambian con la temperatura corporal, útiles para detectar una subida de fiebre en un niño.

El Centro Tecnolóxico Textil, que empezará a funcionar en seis a ocho meses, creará además un "estándar Galicia" como sello de calidad. Además de desarollar nuevas tecnologías en el textil, el organismo ofrecerá también formación profesional, servicios de consultoría para las empresas, y medidas de promoción conjunta del sector. "Crear estructuras de cooperación empresarial e interacción entre los agentes como este centro es imprescindible para mantener nuestra competitividad", aseguró el conselleiro de Innovación, Fernando Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2009