Blanco desautoriza a Sebastián para evitar la guerra con la banca

La dirección del PSOE pidió a la cúpula de la CEOE que "no demonice" al sector financiero - El ministro se reafirma en sus críticas, pese al toque de atención

En plena crisis, los socialistas han empezado a jugar con intensidad su papel de sostén del Gobierno, con una actividad en varios frentes: banca, patronal y sindicatos. Y todo con el aval absoluto del presidente del Ejecutivo y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero. En este contexto, la llamada de atención pública, algo muy parecido a una desautorización, que ayer hizo el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, al ministro de Industria, Miguel Sebastián, fue absolutamente consciente y con el claro objetivo de parar toda descalificación hacia la banca.

Sebastián había advertido el martes a los bancos que "al Gobierno se le acaba la paciencia", por su actitud remisa a dar más crédito a empresas y familias. "El PSOE tiene una paciencia ilimitada con las entidades financieras; es nuestro deber tratar de convencer a todo el mundo de que hay que remar en la misma dirección", rebatió Blanco.

Los socialistas rectifican y bloquean la comparecencia de los banqueros
Las cámaras de comercio denuncian un corte del crédito "indiscriminado"
Más información
Las entidades argumentan que el supervisor les pide prudencia
Asfixia empresarial
Solbes desautoriza a Sebastián: "Tengo paciencia para rato"

Con esta fórmula, el secretario general del PSOE replicaba a Sebastián con el objetivo de parar una posible escalada de descalificaciones sobre quienes deben ser parte esencial de toda estrategia para paliar y salir de la crisis. Pero el ministro de Industria no se dio por aludido. "Desde luego, me reafirmo plenamente en las palabras que dije", afirmó a última hora de ayer Sebastián en el programa 59 segundos de TVE. "A los bancos se les ha dado unos avales, una inyección de liquidez a través de compras de activos (...), no pueden dedicar ese dinero a tapar sus propios agujeros, tienen que dar esa liquidez a pymes y famlias", añadió.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Los interlocutores consultados aclaran que las palabras de Blanco sí fueron una llamada de atención a Sebastián. "En el Gobierno y en la dirección del PSOE nos creemos que nuestro sector financiero es sólido y, por tanto, no podemos demonizarlo ahora", señalan estas fuentes.

Precisamente, en la reunión discreta que hace 10 días mantuvo la cúpula de la CEOE, con su presidente Gerardo Díaz Ferrán, a la cabeza, con la dirección del PSOE en su sede de Madrid, la portavoz parlamentaria de Economía, Inmaculada Rodríguez-Piñero, utilizó el mismo concepto. La dirigente socialista pidió a los empresarios que "no demonicen" a los bancos.

Pero en una situación tan delicada los conatos de incendio surgen por todas partes. En unas jornadas organizadas el lunes por el Grupo Socialista, el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín, devolvió las acusaciones de falta de colaboración del sector: "Nosotros no somos los culpables de la crisis; son otros los que no han tomado las medidas adecuadas". Entre los diputados socialistas esta actitud despertó gran enojo, como se aprecia en los blogs de Jordi Sevilla y Carmelo López Villena. Sevilla escribe: "Si nuestros banqueros y bancarios quieren un respeto por parte de la ciudadanía a su labor, que empiecen por respetar la inteligencia y la memoria de esos millones de ciudadanos perseguidos por los comerciales de la banca para que, por favor, se endeudaran en condiciones inmejorables". El portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, trató de apagar el fuego al pedir "colaboración", al tiempo que pedía a la banca "que abra la mano porque su situación saneada lo permite".

Para restañar las heridas la portavoz de Economía del Congreso celebró anteayer una reunión con Miguel Martín, presidente de AEB. De la misma salió un compromiso de reactivar el crédito, sobre todo para las líneas abiertas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En el ánimo de calmar las aguas hay que situar también el voto del PSOE ayer en la Comisión de Economía contrario a que comparezcan los seis principales banqueros del país, como solicitó Joan Herrera (ICV), y que, en un primer momento, obtuvo el respaldo de los socialistas. El PSOE rectifica y sí comparecerán el presidente de la AEB, de la Confederación de Cajas de Ahorro, y del ICO. También acudirán el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Mientras, el Consejo Superior de Cámaras cargó ayer de nuevo contra la banca, informa Bernat G. Girona. Su presidente, Javier Gómez-Navarro, dijo que la reducción de los préstamos a pequeñas y medianas empresas (pymes) no responde "a un análisis en profundidad" de la solvencia del crédito, sino a una "reducción indiscriminada" de éste.

Las cámaras de comercio presentaron ayer una encuesta que analiza las dificultades de las pymes para financiarse. Según el estudio, el 80% de las empresas que acuden a los bancos en busca de financiación (1.076.000 empresas) tienen problemas para conseguirla. De éstas, el 17% no logra el crédito (183.000 empresas).

"La banca está subiendo sus comisiones y su margen, lo que es razonable si asume un mayor riesgo. Si no, no", afirmó Gómez-Navarro, que invitó al Gobierno a seguir presionando a las entidades para que abran el grifo. La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) respondió escuetamente a las cámaras. "El crédito aumenta un 6%, un ritmo adecuado para la crisis actual", aseguró un portavoz, quien defendió que las cajas sólo están definiendo sus riesgos y no van a dar préstamos a clientes insolventes.

Mientras las cámaras de comercio arremeten contra los bancos por negarse a dar préstamos, otra entidad, en este caso BBVA, anunció ayer una línea de créditos a sus clientes de pymes, comercios y autónomos de 5.500 millones de euros. Se suma así al Banco Santander y La Caixa, que abrieron líneas de financiación para pymes de 4.000 y 6.000 millones de euros, respectivamente.

Antes de que diera comienzo el desayuno informativo ofrecido por el El vicesecretario general del PSOE asegura que "el PSOE tiene una paciencia ilimitada con los bancos".Vídeo: VNEWS

Encuesta a 'pymes'

- El 80% de las empresas que pidieron financiación en los últimos tres meses encontraron obstáculos. De este porcentaje, el 17% no consiguió financiación. El 83%, que sí la obtuvo, asegura que las condiciones se han endurecido notablemente.

- El volumen de financiación ofrecido se ha reducido para el 59%.

- Las comisiones se han encarecido para el 76%.

- Al 25% de los que han pedido un crédito se les ha requerido garantías o avales de carácter personal.

- El 24% ha paralizado proyectos de inversión por falta de financiación.

- La mitad de las

pymes que han solicitado líneas de crédito del ICO han encontrado obstáculos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS