España consigue invitación para la próxima cumbre del G-20 en Londres

Aunque Zapatero estaba convencido de su continuidad en el G-20, el club que reúne a los países más ricos y a las economías emergentes, la confirmación no llegó hasta ayer por la mañana. La Cancillería alemana transmitió al Gobierno, a través de la Embajada de España en Berlín, la invitación para participar en la reunión que el próximo día 22 celebrarán en la capital germana los jefes de Estado y de Gobierno de los países europeos que asistirán el 2 de abril a la Cumbre del G-20 en Londres.

En otras palabras: Zapatero acudirá a la minicumbre europea de Berlín porque estará en la cumbre mundial de Londres. Y si la canciller alemana, Angela Merkel, lo ha invitado es porque el premier británico, Gordon Brown, le ha dicho que lo haga.

Más información

El portavoz del Gobierno alemán, Thomas Steg, anunció ayer la fecha de la cumbre de Berlín y confirmó que se invitará "a los países europeos que ya participaron en la cumbre de Washington". Es decir: a los del G-7 (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia), más España, Holanda y la República Checa. En realidad, esta última ya tenía su participación asegurada, pues ejerce la presidencia de turno de la UE. Los dos países que se han convertido en miembros de facto del G-20, sin pertenecer al mismo, son España y Holanda.

Su presencia no era, ni mucho menos, obvia. Zapatero y el holandés Jan Peter Balkenende fueron a Washington porque el presidente francés, Nicolás Sarkozy, hizo malabarismos con las sillas de su doble delegación (la francesa y la de la presidencia de turno de la UE) para contentar a todos. Ahora, España y Holanda tendrán asiento propio.

La reunión de Londres reviste especial importancia porque servirá de arranque para la primera gira por Europa del presidente de EE UU, Barack Obama. Y será la primera ocasión en que Zapatero y él se vean las caras.

En Londres se examinarán los resultados de los grupos de trabajo que se crearon en Washington para estudiar la reforma del sistema financiero mundial y la crisis económica que ya entonces empezaba a afectar a los países en desarrollo. España no participa en esos grupos pero, según fuentes gubernamentales, les hace llegar sus ideas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50