"Sólo hay dos ofertas de trabajo de lo mío, y pagan la mitad"

Rumanos y búlgaros, al borde del colapso económico

Si las grandes economías europeas están sufriendo por la crisis, países más vulnerables y pobres como Rumania y Bulgaria están al borde del colapso. Los sindicatos rumanos calculan que este año se perderán más de 400.000 empleos. La mayor compañía de ese país, la petrolera Petrom, acaba de anunciar el despido de 3.000 trabajadores, un 10% de la plantilla. "No estoy en la lista, pero si la compañía vuelve a echar a más empleados, ¿quién sabe? No creo que pueda encontrar trabajo si me despiden", explica Gheorghe Dumitru, que trabaja en Petrom desde hace nueve años.

La crisis también está afectando a otros sectores, como el automovilístico. El director general de Dacia-Renault, Francois Fourmont, ha avisado de que reestructuraría la plantilla con despidos de entre 3.000 y 4.000 empleados si las ventas continúan descendiendo. Dacia, que interrumpió su producción durante un mes en el último trimestre de 2008, ha vuelto a parar su actividad otras dos semanas, lo que perjudica a sus proveedores.

Más información

"Hasta hace dos semanas, trabajaba de mecánico en Leoni [una empresa proveedora de Dacia]; ahora, en el tablón de ofertas de trabajo, sólo hay dos de lo mío y pagan 180 euros, la mitad de lo que ganaba antes", explica Dumitru Marcel, de 32 años, de Pitesti, localidad en la que se encuentra la planta de fabricación de Dacia.

"Tenemos solamente 396 ofertas para 3.000 desempleados en la región de Arges distrito de Pitesti], y se teme que con los despidos de Dacia la situación se agrave", indica el director adjunto de la Oficina de Empleo de Arges, Nicolae Badescu. Mientras, la oficina de empleo de Timisoara (ciudad industrial del oeste de Rumania) recibe unas 40 llamadas diarias de rumanos que residen en España e Italia para buscar trabajo. "Algunos regresarán a casa, esperarán que pase la crisis y se volverán a marchar", opina el sociólogo Dumitru Sandu.

"El Gobierno tiene las manos atadas, ya que la mayoría de las empresas ubicadas en Rumania pertenecen a inversores extranjeros", afirma el ex ministro de Finanzas Ilie Serbanescu. Se calcula que Rumania crecerá un 1,8% en 2009, frente al 7,8% de 2008.

Al igual que en otros países de la UE, el crecimiento económico de Bulgaria se ha debido a la deuda contraída por las empresas con los bancos, que alcanzó los 8.000 millones de euros en 2008, según explica el presidente de la Cámara de Industria de Bulgaria, Bozhidar Danev. "La baja actividad bancaria a la hora de conceder créditos aumentará la insolvencia de las empresas y ahondará la crisis económica", apunta.

A esta situación crítica se añade que las pérdidas causadas por la reciente crisis del gas —dejó varios días sin combustible al país— rondan los 115 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de febrero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50