Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una veintena de artistas de primera

Uno de cada cinco nombres de la lista elaborada por críticos y profesores para la publicación '100 artistas españoles' procede de Euskadi

Críticos de arte, profesores y comisarios de exposiciones han dado su opinión sobre quienes son los artistas españoles más interesantes del momento. Sus respuestas han servido para elaborar el libro 100 artistas españoles (Exit Publicaciones), que ha editado Rosa Olivares. Las votaciones de los 28 especialistas consultados permitieron elaborar una lista en la que uno de cada cinco nombres está vinculado al País Vasco, desde Esther Ferrer, donostiarra de nacimiento, residente en Francia desde hace ya 30 años, hasta representantes de las nuevas generaciones como Sergio Prego, Juan Pérez Agirregoikoa o Francisco Ruiz de Infante, que nacidos y formados en el País Vasco han visto despegar su trayectoria profesional en ciudades como Nueva York o París.

Sólo cinco mujeres aparecen en la relación de creadores vascos

La selección prima la presencia en museos y galerías relevantes

La subjetividad define el caracter de la lista, aunque la editora retocó la selección eliminando los nombres más cercanos a los críticos. "Los gustos, las modas, las tendencias y los amiguismos modifican y definen todas las listas posibles", reconoce Olivares en el prólogo de 100 artistas españoles. La publicación no incluye a los fotógrafos, a quienes la editorial ya dedicó un catálogo similar.

Antoni Tàpies no pasó la criba para entrar en el centenar y Miquel Barceló recibió un solo voto. Luis Gordillo no tiene entre el centenar de nombres muchos compañeros de generación. Entre los artistas vascos, los creadores que han asentado sus carreras en la última década forman el grupo más numeroso. Esther Ferrer, una de las cinco mujeres en la lista de artistas vascos, es la más veterana. La proporción es similar a la que hombre y mujeres mantienen en la relación total.

Nacida en San Sebastián y afincada en París desde hace más de 30 años, Ferrer, de 72 años, fue galardonada por el Ministerio de Cultura con el Premio Nacional de Artes Plásticas el pasado año por su larga trayectoria en el campo de la performance y su influencia en las generaciones más jóvenes con su actividad pedagógica.

La siguiente generación está representada por artistas como Txomin Badiola, Darío Urzay, Pello Irazu, Cristina Iglesias o Prudencio Irazabal, con sus carreras bien asentadas y buena presencia en las colecciones públicas españolas. La selección es subjetiva, pero en la práctica está conectada con la presencia reciente de los artistas en exposiciones organizadas por los museos o centros de arte relevantes y por su relación con galerías capaces de editar catálogos y acudir a ferias.

Por ejemplo, cinco de los artistas de Euskadi seleccionados presentaron su obra en la exposición Chacun à son goût (Cada uno a su gusto), con la que el Guggenheim quiso en 2007 mostrar las caras más jóvenes del arte vasco: Ibon Aranberri, Maider López, Itziar Okariz, Juan Pérez Agirregoikoa y Sergio Prego.

Todos ellos se hallan en plena producción. Maider López, la más joven de los autores vascos en la lista, inauguró el pasado viernes en una sala de Roma su obra Los muros, con un sistema de puertas correderas con el que consigue los objetivos principales de sus intervenciones: alterar el espacio y conseguir la participación del espectador. Su actividad en los últimos años le ha llevado a exponer en Artium y en la Bienal de Venecia y a presentar una intervención en La Casa Encendida, en Madrid, entre otros proyectos. La donostiarra también participará, junto a otros cinco artistas españoles, en la Bienal de Emiratos Árabes, que se celebrará en Sharjah en marzo.

Okariz es otro ejemplo de intensa actividad pública. Clausuró hace cuatro meses una exposición en la Sala Rekalde de Bilbao y actualmente muestra su obra más reciente en la galería Carreras Múgica, también en la capital vizcaína. O Pérez Agirregoikoa, quien expone actualmente sus dibujos y su primer audiovisual en Museo de Arte Contemporáneo de Amberes, después de haber participado en la última Bienal de Lyon.

En el grupo de los más jóvenes figura Iñaki Garmendia, quien acaba de inaugurar una exposición en la galería Moisés Pérez de Albéniz, en Pamplona, con su obra reciente. Garmendia, junto a Ibon Aranberri y Azucena Vieites, también incluidos en 100 artistas españoles, fueron galardonados por el Gobierno vasco con los Gure Artea 2004.

"Faltan un par de nombres", dice el galerista Roberto Sáenz de Gorbea, de Windsor Kulturgintza, de Bilbao, con quien han expuesto una decena de los autores vascos citados en el libro. "El trabajo con los artistas es el mismo entren o no en una lista". Pero no es desdeñable que fomente el debate. "Servirá para que un sector del coleccionismo vea reforzadas sus ideas, y quienes no coincidan la critiquen", añade Sáenz de Gorbea.

Ignacio Múgica, de la galería bilbaína Carreras Múgica, echa en falta a Asier Mendizabal (Ordizia, 1973), uno de los artistas con los que acudirá a la feria Arco, en una lista "de gente de peso, con repercusión en el mercado", en la que aparecen tres de sus autores: Irazu, Okariz y Pérez Agirregoikoa. "La lista está formada por artistas indiscutibles", concluye.

22 nombres para un catálogo

José Ramón Amondarain (San Sebastián, 1964). Expuso obras en el recorrido por el arte vasco Incógnitas que el Guggenheim realizó en 2007.

Ibon Aranberri (Itziar-Deba, 1969). Participó en la Documenta de Kassel en 2007.

Txomin Badiola (Bilbao, 1957). Su última exposición se vio en 2007 en el Museo de Arte Moderno de St-Étienne.

Jon Mikel Euba (Bilbao, 1967). La galería Soledad Lorenzo presentó el año pasado Condensed Velázquez.

Esther Ferrer (San Sebastián, 1937). Premio Nacional de Artes Plásticas el año pasado.

Iñaki Garmendia (Ordizia, 1972). Premio Gure Artea 2004.

Cristina Iglesias (San Sebastián, 1956). Una de las más destacadas escultoras actuales. Entre su obra más reciente, en 2007 instaló las puertas realizadas por encargo del Museo del Prado.

Prudencio Irazabal (Puentelarrá, 1954). Expusó en 2006 en el Centro de Arte Contemporáneo de Burgos.

Pello Irazu (San Sebastián, 1963). Desde 1988 expone en la galería Soledad Lorenzo.

Maider López (San Sebastián, 1975). En marzo participará en la BIenal de Emiratos Árabes.

Juan Luis Moraza (Vitoria, 1960). Fue el comisario de Incógnitas, un recorrido por el trabajo de los artistas vascos presentado en el décimo aniversario del Guggenheim.

Manu Muniategiandikoetxea (Bergara, 1966). Premio Gure Artea 2000.

Itziar Okariz (San Sebastián, 1965). Premio Gure Artea 2000.

Alberto Peral (Santurtzi, 1966).Premio Gure Artea 1996.

Juan Pérez Agirregoikoa (San Sebastián, 1963). Participó en la Bienal de Lyon 2007.

Txuspo Poyo (Alsasua, 1963). En 2008 expuso en Costa Rica.

Sergio Prego (San Sebastián, 1969). Su última muestra fue en la Bienal de Sevilla 2008.

Francisco Ruiz de Infante (Vitoria, 1966). En 2007 expuso en Lleida y en Reims.

Juan Ugalde (Bilbao, 1958). Titiritione fue presentada en 2008 en Santiago de Compostela.

Darío Urzay (Bilbao, 1958). En 2007 su obra formó parte de una selección de arte español presentada en Seúl.

Azucena Vieites (San Sebastián, 1967). Premio Gure Artea 2005.

Darío Villalba (San Sebastián, 1939). El Reina Sofía organizó una antológica en 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de febrero de 2009

Más información