Patxi López enfatiza que "ni existe ni existirá" un frente españolista

El líder socialista cree que Ibarretxe intentar imponer un modelo identitario

"Ni existe ni existirá". Así de concluyente se mostró ayer el secretario general del PSE, Patxi López, en su respuesta a quienes desde el PNV le atribuyen el liderazgo de un nuevo "frente españolista" junto al PP y el partido de Rosa Díez (UPyD) para sustituir a Ibarretxe al frente del Gobierno tras las elecciones del 1 de marzo. "Mienten como descosidos y descaradamente al airear fantasmas del pasado", recalcó López en la apertura en Bilbao de la conferencia política en la que cinco grupos de trabajo de los socialistas vascos terminan de pulir entre ayer y hoy su programa electoral. Con un discurso en el que mezcló el castellano y el euskera, el candidato del PSE a Ajuria Enea argumentó que el único que quiere reeditar los frentes en Euskadi es Ibarretxe, pues si le salen las cuentas reeditará el tripartito, con la novedad de Aralar "para volver a intentar imponer un modelo de país que obedece a sus obsesiones identitarias".

"Nunca le vamos a dar al PP ni tres ni ninguna consejería"

En alusión a los últimos momentos del mandato de Nicolás Redondo Terreros al frente del PSE y su alianza en 2001 con el entonces presidente del PP vasco, Jaime Mayor Oreja, López defendió: "Hace años que abandonamos los frentes y las trincheras" para luchar por proyectos no excluyentes. "Ese frente españolista ni existe ni va a existir", enfatizó entre los cerrados aplausos de sus compañeros.

Por si quedaba alguna duda, resaltó que nunca concedería al PP ninguna consejería de las tres a las que el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, aludió en un acto en Mdarid (Interior, Educación y Cultura). "Piden tres consejerías, pero nosotros nunca se las vamos a dar; ni tres, ni ninguna", destacó López.

Su intervención llegó tras la actuación musical del dúo bilbaíno Pequeña Galaxia, que interpretó un tema que subrayaba el leitmotiv de la campaña socialista: "Es tiempo de cambiar". La canción le dio pie para pedir a los electores una mayoría suficiente para hacer realidad el cambio, gobernar sin hipotecas y desarrollar un proyecto propio. "Faltan 29 días para el cambio, 29 días para dejar de soñar en un país mejor y empezar a hacerlo realidad", arengó a los presentes. "Quedan 29 días para hacer la Euskadi que destierra el miedo, la violencia y el totalitarismo, la Euskadi que abandona los frentes y las trincheras para tender puentes", abundó.

En la elaboración del programa participan, además de dirigentes del partido, un centenar de independientes. López e Ibarretxe coincidieron por la tarde en el Euskalduna, el primero en su conferencia política y el segundo en la entrega de los premios Sabino Arana, aunque cada uno en un piso diferente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50