Reportaje:Talentos

Brian Cross abre en canal Los Ángeles

El fotógrafo irlandés muestra los personajes más cotidianos en un libro

Un coche destartalado, un mapa de la ciudad de Los Ángeles, una estilista ociosa y una misión: retratar gente real con trabajos reales en la ciudad más irreal y con la población más alienígena del planeta. Comisionado por la firma Dickies, conocida por haber realizado con inesperado éxito el viaje entre la ropa de trabajo y la tendencia juvenil y callejera a mediados de la pasada década, el fotógrafo de origen irlandés Brian Cross se embarcó en esta frenética aventura durante una semana.

El resultado es Working in L. A., un libro cuyos protagonistas son mensajeros ciclistas, tatuadoras, aparcacoches, profesores de guitarra o camareros de cafetería. Todos -estamos en L. A., no se olviden- son también algo más. Poetas, estrellas del rock, corredores de carreras... "Los suecos que llevan la comunicación de la firma contactaron conmigo porque querían hacer algo sobre la ciudad y la marca. Sus ideas, en principio, eran muy estereotipadas, como las de casi cualquier ser humano cuando se le pregunta sobre nosotros", comenta Cross, nacido hace 42 años en Limerick (Irlanda), quien, tras dos décadas viviendo en la ciudad estadounidense, ya la siente como suya. "Les tuvimos que convencer de que L. A. existe más allá de los lugares comunes. Fuimos al este, a Long Beach, a Silverlake, al Downtown y nos encontramos con que mucha de la gente que fotografiamos llevaba ropa de la marca sin siquiera saberlo". "Incluso mi mecánico, que sale en el libro y tiene como 120 años", añade.

"La gente tiene una idea demasiado estereotipada de la ciudad"
El artista es clave para entender el devenir estético y cultural del 'hip-hop'

Cross, o B+, apodo con el que ha firmado casi todos sus trabajos, es uno de los artistas clave para entender el devenir estético y cultural del hip-hop en la costa oeste. En 1996, su amigo DJ Shadow le pidió que fotografiara la que sería la portada de su clásico Endtroducing que marcó un antes y un después en la carrera del irlandés. "Pasamos horas y horas tratando de manipular la imagen, de buscar la luz perfecta. Al final, se nos metió un gato por en medio, se desenfocó la toma y salió la buena". Desde aquel momento, B+ abandonó la tentación del fotógrafo de convertirse en dios y manipular la realidad a su antojo para abrazar una metodología mucho más naturalista, la que le ha permitido poder concluir este libro. El autor recuerda aquella época también como el momento en que el hip-hop fue engullido por la radio comercial y ya nada jamás fue lo mismo: "No parecer un viejo nostálgico, pero Endtroducing es el último disco de una era. Después, llegó el dinero y se uniformó todo".

"Ahora quiero encerrarme a mediados de año en mi casa y revolver entre mis archivos y editar mi primer libro de fotografías", comenta el autor de portadas para álbumes de Jurassic 5, Mos Def o Eazy E, además de ser el fundador de la productora audiovisual Mochilla, responsable de decenas de videoclips y de los documentales Keepintime: talking drums and whispering vynil y su continuación, Brazilian time: Bazucada com discos. "Siempre tratamos de juntar diferentes disciplinas musicales y fusionarlas. Scratch y baterías reales, o batucada y vinilos. En unos meses, vuelvo a Brasil, un país que me fascina, creo que es el más musical y fotogénico del mundo, para seguir rodando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de enero de 2009.