Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La reacción videoprogramada de la ministra

Polémica por la grabación de un comunicado para digitales y teles

Lo hacen las empresas y los buenos gabinetes de comunicación, pero en el caso del Ministerio de Educación, una iniciativa de mera previsión ha causado un revuelo inaudito. Los responsables de prensa pensaron que debían estar preparados para la que iba a ser seguramente la intervención pública más importante de la ministra Mercedes Cabrera en esta legislatura: tras conocerse el fallo del Supremo sobre Educación para la Ciudadanía. Y así, minutos después de conocerse esa decisión, el ministerio colgó un vídeo pregragrabado de Cabrera. La idea ha recibido numerosas críticas. El PP ha "denunciado la actitud imprudente del Gobierno y su falta de respeto hacia la independencia judicial" por grabar este vídeo. Así ocurrieron los hechos.

El lunes por la mañana, el mismo día y casi a la misma hora que empezó la reunión del Supremo, la ministra acudió a la sala de prensa del ministerio para grabar un videocomunicado con su reacción en el caso de que se tratara de una sentencia favorable al Gobierno. Se guardaron tres pruebas de la intervención de la ministra, muy similares entre sí. El ministerio no grabó ninguna reacción para usarla en el caso de que el Supremo sentenciara en contra de la materia. Dan dos argumentos: que "estaban convencidos de que se iba a dar la razón al Gobierno porque la materia está contemplada ya en una ley, y fue comprobada su adecuación con los principios constitucionales, y que, en el caso de un fallo desfavorable, la intervención y los argumentos eran más complicados de prever, por lo que se hubiera esperado a la rueda de prensa", explica un portavoz.

El videocomunicado lo grabó un equipo del propio ministerio, con el material de éste y en sus instalaciones por lo que se hizo "a coste cero", insiste el mismo portavoz, ante las críticas que se han sucedido tras conocerse esta grabación. Algunos políticos han llegado a señalar que el ministerio podía conocer con anterioridad el fallo del Supremo, algo imposible.

El ministerio colgó las tres versiones del vídeo en YouTube el propio lunes, en cuanto lo tuvo listo, después de haber incluido el subtitulado para sordos que llevan todas las intervenciones relevantes. Pero lo hizo en "modo cerrado". Es decir, nadie que no fueran los propios técnicos del gabinete podía verlo. Educación tiene un canal propio en YouTube en el que mete todo el material audiovisual que cree relevante, como la campaña en contra del castigo físico puesta en marcha con el Consejo de Europa. Metió incluso una felicitación a Rafael Nadal.

A las dos y media de la tarde del miércoles, el Supremo hizo pública una nota en la que anunciaba el fallo. No había más que dar a la tecla "publicar" para que poner el vídeo más adecuado en "modo público" con el fin de que todos los medios audiovisuales pudieran tener la opinión del Gobierno de inmediato. Así lo hicieron, como se puede comprobar en la propia página de TouTube. En ella pone que fue hecho público ("recording date") el 28 de octubre. A los pocos minutos, se podía ver el elpais.com y elmundo.es y al rato salieron las imágenes en la edición del mediodía del telediario de TVE-1. La ministra compareció en rueda de prensa hora y media después de conocerse el fallo. Ya hubiera sido tarde para los telediarios. Se tarda en grabar un videocomunicado de la ministra, con subtítulos incluidos, aproximadamente un día, explica Educación. Los tiempos informativos han cambiado para todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 2009