Concha Velasco vuelve al teatro con Josep Maria Pou

El pasado martes, la actriz Concha Velasco se despidió para siempre de Carmen Orozco. Durante los últimos tres años, la intérprete ha vivido en la piel de la pérfida protagonista de la serie de TVE Herederos. A las pocas horas de grabar las escenas finales, Velasco tomó un avión y se plantó en Barcelona para comprometer su futuro profesional durante, como mínimo, los próximos seis meses.

Y sus planes no pasan por la televisión, un medio del que, asegura, necesita desconectar. Velasco vuelve al teatro: el 1 de abril estrenará en el Teatro Goya barcelonés. A las órdenes de Josep Maria Pou será la ex prostituta judía de la versión teatral de La vida por delante, la novela con la que en 1975 Romain Gary ganó el prestigioso premio Goncourt. "Es la mejor obra que podía hacer después de Carmen Orozco, que me ha marcado tanto. Le tengo mucha gratitud, me ha costado mucho trabajo hacerla. Pero ahora quiero alejarme por completo de ella", dice la actriz.

Madame Rosa, su papel en La vida por delante, le ofrece esta oportunidad. "No tiene nada que ver con nada de lo que he hecho hasta ahora. Es tierna, divertida, apasionada...", afirma Velasco. Madame Rosa, superviviente de Auschwitz, regenta una pensión para hijos de prostitutas. Su último inquilino es Momo, un adolescente musulmán por quien siente un gran afecto. "Mis amigos me han advertido sobre la exigencia de Pou. Pero es justo lo que necesito. Sin un buen director no soy nada".

Está previsto que las funciones se prolonguen hasta julio. Y que la obra recale luego en Madrid, donde Focus (productora de la obra y responsable del Goya) espera contar pronto con una sede estable.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción