El superior lefebvriano se desmarca del obispo negacionista

La polémica por el perdón del papa Ratzinger a los cuatro obispos lefevrianos crece. Ayer, Día de la Memoria del Holocausto, era casi un milagro encontrar reflexiones favorables a la decisión en los principales medios italianos. El diario vaticano, L'Osservatore Romano, trató de justificar lo que casi nadie se explica y contraatacó definiendo como "precipitados e injustos" los ataques.

La Santa Sede hizo pública por la tarde una carta del superior lefebvriano, Bernard Fellay, enviada al Papa, en la que pide perdón, a él y "a todos los hombres de buena voluntad", por las afirmaciones de Williamson. Fellay asegura sentir "profunda tristeza y dolor por las consecuencias dramáticas" de esas palabras y explica que ha prohibido "hasta nueva orden toda toma de posición pública sobre cuestiones políticas o históricas".

Más información
El Rabinato de Israel rompe relaciones con el Vaticano por el perdón al obispo negacionista
El Vaticano responde a Merkel: "La condena del Papa al negacionismo es evidente"
El Vaticano exige al obispo negacionista que se retracte públicamente

A esa hora, el vídeo de la entrevista de Williamson en una televisión sueca circulaba por las webs y aumentaba el estupor: "No existieron las cámaras de gas", afirma el prelado en clarísimo inglés. "No hay pruebas históricas de que murieran seis millones de judíos bajo el Gobierno de Hitler".

La Iglesia italiana hizo malabares para defender al Papa y satisfacer a la vez a Renzo Gattegna, presidente de la Unión de Comunidades Judías italianas, quien pidió una posición "neta" ante la "infamia".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS